Con anécdotas y vivencias compartidas, el senador nacional Adolfo Rodríguez Saá recordó a Lusquiños. “En cada acción que realizamos en San Luis está la mano de Luis, siempre aportó ideas para el crecimiento de la provincia”.

Adolfo recordó la llegada de Lusquiños a San Luis: “Hace más de 30 años vino caminando con su mochila hasta la Casa de Gobierno y preguntó dónde estaba mi despacho. Desde ese momento, la militancia y la vida misma nos hizo más que amigos, nos hizo hermanos”, señaló.

Mientras Adolfo hablaba, afuera del Salón Blanco se escuchaba el ulular del viento: “Escuchen el viento chorrillero, parece que protestara porque Luis se fue tan joven”, dijo.

Uno de los momentos más sensibles fue cuando Adolfo expresó: “Si vemos volar un cóndor en Terrazas, ese será Luis que nos estará diciendo que estamos haciendo las cosas bien y que debemos volar más alto todavía”.