El Gobierno de San Luis dio su segundo paso dentro del Plan de Lucha Contra la Pobreza. Tras el incremento salarial, el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, puso en marcha hoy el Programa “Parcelas Hortícolas”, que consiste en la cesión de 12 hectáreas del predio “Sol Puntano” a doce familias de la comunidad boliviana que producirán hortalizas. También, firmó el llamado a licitación para la construcción de un salón de usos múltiples dentro del complejo, y anunció la ampliación de la red de agua para la siembra de los cultivos.

El gobernador de la Provincia Alberto Rodríguez Saá puso en marcha el Plan “Parcelas Hortícolas”.

El gobernador de la Provincia Alberto Rodríguez Saá puso en marcha el Plan “Parcelas Hortícolas”.

El acto se desarrolló poco después del mediodía y fue encabezado por el primer mandatario y el titular de la colectividad boliviana de San Luis, Abraham Callejas, quien estuvo acompañado por todas las familias que, desde mañana, comenzarán a trabajar las tierras que el Estado puntano les cederá para que produzcan hortalizas.

El Plan “Parcelas Hortícolas” consiste en la cesión de una hectárea de tierra por parte del Gobierno para una persona o su grupo familiar, con el único propósito de que la trabajen y cultiven hortalizas en las distintas épocas del año, con el objetivo de comercializarlas a bajo costo dentro del territorio provincial. En la primera etapa, Rodríguez Saá firmó 12 convenios con productores bolivianos que hace años residen en San Luis. Pero la operatoria también está abierta a cualquier puntano que tenga la vocación de trabajar la tierra.

El procedimiento, según confirmó el propio gobernador, se extenderá en los distintos departamentos: Santa Rosa, Quines, Candelaria, Merlo y Villa Mercedes serán los próximos distritos donde se desarrollará, y cuya mano de obra la aportarán agricultores que también forman parte de la colectividad boliviana.

Rodríguez Saá afirmó que los agricultores, mientras trabajan en busca de su primera cosecha, cobrarán una ayuda económica similar a la que cobran los beneficiarios de Inclusión Social. Esa colaboración será por cada una de las personas que trabajen la tierra y la recibirán hasta que puedan comercializar sus primeros frutos.

En la ocasión, el mandatario anunció la construcción de un salón de usos múltiples (de 20 metros de ancho por 40 de largo), destinado a la práctica de deportes, encuentros culturales y al desarrollo de un Centro Comercial de su producción. También se realizará el cierre perimetral del terreno que utilizará la colectividad boliviana. La inversión será de $8.141.267 y el plazo de ejecución alcanza los 180 días.

Alberto  también adelantó que el Estado impulsará una escuela generativa para los chicos de ese grupo poblacional, pero que también recibirá a pequeños que no pertenezcan a la colectividad.

El acto en “Sol Puntano” comenzó con una afectuosa recepción de la colectividad boliviana hacia Rodríguez Saá: en un rito típico de su país, los hombres y mujeres que forman parte del primer grupo de agricultores le colocaron coloridas guirnaldas en el cuello al gobernador, además de arrojarle papel picado (en Bolivia se le denomina Mistura) y lanzar pirotecnia. Todo mientras flameaban pequeñas banderas bolivianas y Whipalas (Aymará). La bienvenida emocionó al mandatario, que saludó una por una a las familias que lo esperaban.

En la primera etapa, Rodríguez Saá firmó 12 convenios con productores bolivianos que hace años residen en San Luis.

En la primera etapa, Rodríguez Saá firmó 12 convenios con productores bolivianos que hace años residen en San Luis.

Del encuentro también participó gran parte del Ejecutivo provincial, legisladores, funcionarios y trabajadores de la institución que ahora cobijará a los productores. Luego de firmar los 12 convenios, el gobernador destacó el impulso que tomó el Plan de Lucha Contra la Pobreza y el gesto de la colectividad boliviana luego de su convocatoria.

“Gracias por recibirme de esta manera, con estos símbolos reflejo que estoy bañado en alegría. Lo mismo que este poncho, así le decimos nosotros, que lo usamos para abrigarnos o antes de salir a la pista a bailar”, agradeció Alberto mientras lucía una manta tejida a mano por mujeres bolivianas que residen en San Luis.

“Estamos felices. La gente de San Luis, los nativos puntanos, también están muy alegres por esta hermandad, por esto que hacemos. Ustedes nos dicen gracias, pero somos nosotros los que les decimos gracias. Estamos igual o más agradecidos. Porque vamos a aprender. Ustedes saben hacer esto. Y nosotros queremos que lo hagan porque nos beneficiaremos enormemente. Y todos trabajaremos por el bien común. El convenio dice que entregaremos 12 hectáreas, una por familia. Dice que es una tenencia precaria por un año. Y después dice que, si cumplimos este primer paso, pasarán a ser los dueños de la tierra. Pagarán por ella un valor simbólico, una suma absolutamente simbólica que la podrán pagar muy fácilmente”, manifestó Rodríguez Saá.

“Hay dos cosas más para las familias de la comunidad boliviana. Serán las dueñas de las tierras, las que la trabajen. Pero luego abriremos más extensiones e inscribiremos a más familias con las mismas condiciones. Les pido a ustedes que me ayuden, porque esta experiencia maravillosa la repetiremos en Merlo, Candelaria, Villa Mercedes, Santa Rosa y Villa Mercedes. Para aquellos que quieran hacerlo, se lo facilitaremos”, explicó.

“Hay que hacerlo rápido. En abril, mayo para que, si no alcanzan a trabajar para la temporada de invierno, se sumen y produzcan las verduras de la temporada de verano. Y a nuestros criollos, por decirlo así, les digo que si esto les despierta algún celo o envidia, les pido que lo conviertan en un sentimiento positivo, que ayudemos a nuestros hermanos bolivianos y que también nos anotemos para trabajar la tierra, aprendamos y hagámoslo nosotros. Nada de celos. Vengan, ayuden, trabajen, hagan la misma propuesta y por supuesto que también habrá tierras para nuestros criollos en toda la provincia. Algo así como que la tierra será de quién la trabaje”, aclaró el gobernador.

“Esto que veremos ahora, cuando se siembre y se conozca, seguramente habrá un entusiasmo enorme. Les agradezco a nuestros hermanos bolivianos porque con esto lograremos un efecto contagio. Que mucha gente quiera trabajar la tierra y producir. Y cosechar tomates que tengan gusto a tomates y lechuga con gusto a lechuga. Además, la colectividad boliviana lo va a comercializar, llegarán directo a los barrios de San Luis con un precio mucho más razonable y con mejor sabor”, remarcó.

“Para trabajar acá hoy disponemos de agua para seis hectáreas. Ahora se puede empezar a trabajar, pero en un plazo de tres meses construiremos la planta de agua para 30 hectáreas. Tendremos para trabajar bien. Es una importante inversión de $8 millones. Además les daremos las herramientas que ustedes nos pidieron, gracias a “Sol Puntano”. Con las semillas que nos indicaron. Nosotros los vamos a ayudar con todo lo necesario para que ustedes trabajen sin inconvenientes, con sus semillas. Si quieren plantines, para acelerar los tiempos, traeremos plantines. Los buscan ustedes”, manifestó Rodríguez Saá.

“Lo que saquen de la tierra será de ellos, de los hermanos bolivianos. Pero nosotros tenemos que ayudarlos hasta que lleguen a la primera cosecha, hasta cobrar su primer dinero. Por eso nosotros les ayudaremos no sólo con las herramientas y la tierra, el agua o los tractores de aquí que podrán utilizar. Además, Inclusión Social los asistirá hasta la cosecha para que este trabajo previo sea reconocido. Es una linda oportunidad y con trabajo y suerte, lo lograremos”, reveló.

“A los criollos nuestros, por favor, esta fue una tierra no aprovechada. Ahora ellos la podrán utilizar y el puntano que quiera sumarse viene simplemente se anota y listo. Me viene a hablar a mí y yo personalmente, el gobernador, le solucionaré el problema”, anunció.

Pero las obras provinciales para la colectividad boliviana no sólo estarán en el predio de “Sol Puntano”. También se extenderán a su predio, ubicado en las afueras de la ciudad. “En el Parque Industrial, en su lugar, haremos el cierre perimetral y un SUM bien lindo para practicar deportes, para la cultura y con espacio para la escuela. También para que puedan comercializar su cosecha. Esto es para los hermanos bolivianos que viven en San Luis. Cuando vean el ejemplo vendrán otros, pero es para ustedes”, subrayó.

"Lo que saquen de la tierra será de ellos, de los hermanos bolivianos", dijo el gobernador.

“Lo que saquen de la tierra será de ellos, de los hermanos bolivianos”, dijo el gobernador.

“Nosotros tenemos escuelas generativas donde los chicos juegan y se educan mediante la ciencia, el deporte, la tecnología. Pero ustedes pueden ayudarnos con docentes que tengan en su comunidad y así logremos su propia escuela generativa. Y en ese colegio de la comunidad boliviana ustedes podrán incluir a nuestros chicos.  Porque en alguna escuela nuestra, no sé quién, ya discriminó a chicos y padres bolivianos. Y eso está muy mal. Muy mal. Guay de que veamos algún tipo de discriminación. Ellos no la hacen. ¡Miren como nos reciben!”, remarcó.

“Aquí también pondremos los mástiles. La más alta será la bandera Argentina, y al lado la de Bolivia, la de San Luis y la Whipala, todos hermanados. ¡Viva San Luis y la Comunidad Boliviana de San Luis!”, concluyó.

Un día para recordar

Con mucha emoción y una sonrisa a flor de piel, Abraham Callejas, el titular de la colectividad boliviana, habló de la jornada histórica que vivió junto a sus compatriotas que hace años eligieron San Luis como su nuevo destino.

“Es un día muy especial para mí en particular. Toda mi vida recordaré este día. Hasta el último segundo de mi vida lo recordaré. Tantos años viviendo acá y nunca imaginábamos este momento. Siempre dije que este día llegaría y estamos muy agradecidos al gobernador. Todos los que vivimos en San Luis lo esperábamos, ahora tenemos que agachar la cabeza y trabajar”, expresó.

“Empezamos a trabajar la semana pasada moviendo tierra. Ahora colocaremos las semillas y seguiremos cuidando el cultivo. La idea para esta época es sembrar cebolla, ajo, remolacha, habas y algo de hojas como lechuga y repollos”, contó.

“El SUM y la obra de agua nos viene muy bien, estamos muy agradecidos. Esto es algo maravilloso para la comunidad boliviana entera, no sólo para que los que vivimos en San Luis, sino también para el resto del país. Cuando sepan esto querrán venir, pero el gobernador fue muy claro. Esto es para los bolivianos que residimos en la provincia. Esto es una gran alegría”, remarcó.

Sobre el final del acto, el primer mandatario junto a los miembros de la colectividad boliviana cumplieron con el ritual de la Pachamama, para pedir que la cosecha sea fructífera. Luego, Callejas junto a Rodríguez Saá plantaron las primeras semillas del Plan “Parcelas Hortícolas”.

 

Los productores que firmaron

 

Felipe Esquivel

Sofía Fernández Flores

Basilia Quispe Espinoza

Adriano Mamani Copa

Alejandra Quispe Franco

Alberto Puma Cabrera

Claudina García Villegas

Magdalena Laura Ramos

Luciano Condorí Quispe

Ruth Emiliana Bustamante Castro

Edgar Condori Ticona

Nicolás Huanca Flores

 

Nota: Agencia de Noticias San Luis.

Fotos: Jesica Flandes.

Video y edición: Fernando Testi.

Corrección: Carla Lescano.