Se trata de 3 familias originarias de Alepo que llegarán a la provincia el próximo domingo. Entre sus integrantes se encuentran niños de diferentes edades -el más pequeño tiene 6 meses- y una abuela de 73 años.

Niños de diferentes edades forman parte de las familias

Niños de diferentes edades forman parte de las familias

Para 13 personas, lejos quedará la desazón de no saber si un nuevo ataque acabará con su vida o la de algún familiar como así también la tristeza de ver su ciudad devastada por una guerra en la que no eligieron participar. Desde el próximo domingo, cuando pisen suelo puntano, un nuevo comienzo les permitirá ser libres y vivir en paz.

Para llegar a San Luis, las 3 familias tuvieron que realizar una larga travesía que comenzó cuando dejaron Alepo, su ciudad de residencia, para atravesar la frontera de El Líbano y llegaron a Beirut a los fines de tomar el avión que los traería al país.

El recorrido finalizará en San Luis, su nuevo lugar de residencia, que los refugiará en su carácter de Estado Llamante y como miembro del Corredor Humanitario.

“La alegría de saber que estamos salvando 13 vidas es inmensa y nos impulsa a seguir trabajando en esta misión humanitaria que nos encomendó el gobernador Alberto Rodríguez Saá”, expresó la coordinadora del Comité de Refugiados San Luis, Liliana Scheines.

Una de las familias que comenzará una nueva vida tiene entre sus integrantes a Fadi, Mikl y Jouni, niños de 7, 10 y 16 años respectivamente. Con ellos vendrán Rymond, una abuela de 73, y María y George de 34 y 45.

Con tan solo 6 meses, Abelardo es el más pequeño del grupo y llegará a San Luis junto a Housip de 8 años, y Maya y Joseph de 32 y 36.

Finalmente, la tercera familia está integrada por Joudy, Georgina y Antoine de 10, 33 y 37 años.

Nota: ANSL.

Foto: Web Save The Children.