Se quedó con su 18° Grand Slam al vencer a Nadal en cinco sets en un duelo memorable, de altísima calidad y emotividad.

a

Federer sigue haciendo historia: ganó su 18° título de Grand Slam a los 35 años.

Los ex N°1 se reencontraron en una final de Grand Slam casi seis años después. Los aficionados al tenis, huérfanos del mejor duelo de la historia de este deporte, recibieron el mejor regalo posible en Melbourne Park.

Roger Federer y Rafael Nadal hicieron en la final del Abierto de Australia 2017 un partido de características épicas; con victoria para el suizo, luego de tres horas y 37 minutos de juego, por 6-4, 3-6, 6-1, 3-6 y 6-3. Brindaron una clase magistral para ratificar por qué son los mejores de la era moderna del tenis. A sus 35 años, Federer sumó su 18° título de Grand Slam y es el segundo más longevo en conseguir uno: Ken Rosewall lo hizo con 37 años en 1973, en este mismo Open australiano.

Hace un par de meses, cuando ambos jugadores no competían en la ATP para recuperarse de sus problemas físicos, este duelo en Melbourne era inimaginable. La última vez que jugaron por un título grande fue en Roland Garros 2011, con triunfo de Nadal en cuatro sets.

Federer sumó así su quinto título en el primer grande del año (2004, 2006, 2007, 2010 y 2017), no jugó en la segunda mitad de 2016 por una lesión en la rodilla; mientras que Nadal, ganador en 2009, dedicó los últimos meses de la temporada a curar la lesión en la muñeca que lo obligó a retirarse en Roland Garros.

Con la victoria, Federer se convierte en el primer jugador en ganar cinco títulos de tres diferentes Grand Slams (Australia, Wimbledon y US Open) y sigue sacando distancia entre los más ganadores: 14 “grandes” tienen Sampras y Nadal, mientras alcanzó a Martina Navratilova y a Christ Evert, quienes se retiraron del tenis con 18 GS ganados.

 

Fuente: www.infobae.com.

Foto:Web.

Corrección: Alejandro Andrada.