Invitado por el gobernador, el gran Amadeo Carrizo visitó la provincia y además de participar de una charla abierta y de la premiación de la Copa “Xilium”, brindó una conferencia de prensa, en la que repasó su carrera y analizó la actualidad del fútbol argentino.

El gobernador y Carrizo en la final de la Copa Xilium.

El gobernador y Carrizo en la final de la Copa “Xilium.

Sin duda la palabra del considerado “mejor arquero sudamericano del siglo XX” e ídolo de River Plate tiene un peso indiscutible si de fútbol se trata, y es en este sentido que dio su opinión respecto de la actualidad del deporte argentino por naturaleza.

“Es difícil decir en qué época o momento comenzó a cambiar el estilo en el fútbol. Creo que lo fue haciendo paulatinamente, y sobre todo cuando se empezó a hablar más del director técnico. Ahora pareciera que tiene mucha importancia y para mí no es así, porque el que hace y deshace es el jugador. No cabe duda que el técnico se necesita para aconsejar y corregir, pero dentro del campo lo soluciona el jugador”, expresó durante un encuentro con la prensa realizado en la previa del encuentro definitorio de la Copa “Xilium”.

Consultado específicamente sobre la figura de los arqueros, indicó: “Hay muy buenos arqueros y con buen futuro porque son jóvenes; es el caso de Augusto Batalla. En especial lo menciono porque es el arquero de River y esperemos que sea el arquero ideal del futuro. No podemos adelantarnos, la trayectoria y los partidos lo van a mostrar y espero que sea así para que se convierta en una pieza fundamental del equipo”.

“Yo siempre defiendo a los guardavallas. A mí me interesó siempre que la pelota quede en las manos porque ahí termina la jugada”, expresó, y agregó a modo de consejo para las nuevas generaciones: “Pibe, trate de retener la pelota siempre que se pueda”.

Carrizo en la conferencia de prensa.

Carrizo en la conferencia de prensa.

Emocionado, manifestó que “no cabe duda de que el clásico más emocionante es por lógica el River vs. Boca”, e hizo un párrafo aparte para hablar del hincha, sobre quien él considera que “siempre es quien tiene la felicidad mayor por el triunfo de su equipo”.

“En la semana el hincha te encuentra en la calle y te dice: ‘Amadeo, vamos a tratar de ganarle’. Y uno tiene una gran satisfacción de poder brindarle un triunfo, porque el hincha que siente los colores siente la emoción profunda del triunfo de su equipo”, indicó.

Carrizo, previo al comienzo del encuentro, recibió un reconocimiento de manos del gobernador Alberto Rodríguez Saá: “Cuando me reconocen siento la emoción de saber que algo fui deportivamente, y que así lo ha reconocido el hincha. Siento la emoción de responderle a la gente con una sonrisa un abrazo, o un autógrafo si lo piden”, manifestó finalmente, con la humildad que lo caracteriza.

Nota, fotos y video: ANSL.