El ministro de Turismo, Héctor Mazzina, recibió en el aeropuerto “Brigadier Cesar Ojeda” de San Luis, al ilustre exarquero de River que invitado por el gobernador Alberto Rodríguez Saá, estará presente en la final de la edición 2017 de la Copa.

Mazzina y Carrizo en el aeropuerto.

Mazzina y Carrizo en el aeropuerto.

Considerado uno de los mejores de la historia del fútbol argentino, Carrizo visita a San Luis invitado por el primer mandatario, a través de la Secretaría de Deportes, en ocasión de jugarse el partido final de la Copa “Xilium” entre Sportivo Estudiantes y Juventud Unida Universitario. Mantendrá dos encuentros con el titular del Ejecutivo provincial, autoridades, dirigentes deportivos, arqueros retirados y en actividad, y público en general.

Hoy viernes a las 18:30 en Terrazas del Portezuelo, junto al gobernador, brindará una charla abierta sobre la actualidad del deporte y el sábado, acompañará a Alberto durante el partido final de la Copa “Xilium” que se disputará desde las 21:00 en el Estadio Provincial “Juan Gilberto Funes” de La Punta.

Prócer del futbol

Nació el 12 de junio de 1926 en la ciudad santafesina de Rufino. Atajó durante veintitrés temporadas en la institución “Millonaria” y para muchos de los simpatizantes del club resultó el “verdadero inventor del puesto”.

Llegó a la ciudad de Buenos Aires, a fines del ’43 por recomendación de un amigo, donde unió a la cuarta división. Junto con Ángel Labruna son los que más tiempo jugaron en Primera en River.

En 1961, el periodista Dante Panzeri escribió una nota editorial en la que resaltó que Amadeo era “el mejor arquero de todos los tiempos”. Por ubicación, por resolución en toda el área grande y no sólo en la chica y por la imposición de utilizar los pies, cosa que no era frecuente por aquellos años.

Por aquel período, el ruso Lev Yashin, considerado el “mejor arquero europeo” de todas las épocas había instalado su marca. Integraba los seleccionados de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) desde los Juegos Olímpicos Helsinki 1952.

Carrizo debutó en Primera División el 6 de mayo de 1945, cuando River le ganó a Independiente por 2-1, en Avellaneda, por la tercera fecha de aquel campeonato.

En julio de 1968 vivió otra jornada de plena satisfacción en su carrera, a pesar de que, en ese entonces joven, Carlos Bianchi le quebró un récord. Amadeo estuvo 769 minutos sin que le convirtieran un tanto y el delantero de Vélez Sarsfield, en el “José Amalfitani”, le rompió la marca en Liniers.

En el seleccionado argentino, más allá de que vivió la frustración de la Copa del Mundo Suecia 1958, también experimentó un período de reconocimiento cuando fue el arquero del equipo campeón en la Copa de las Naciones Brasil 1964, en el estadio “Pacaembú” de San Pablo. El hito de ese torneo fue el 3-0 sobre el elenco local.

Nota y foto: Prensa Ministerio de Turismo.