A 25 años de su paso a la inmortalidad, ANSL busca explicar las razones por las que Juan Gilberto Funes se ganó el corazón de los hinchas de River y la idolatría eterna del pueblo puntano.

a

Funes lleva con todo el derecho del mundo la Copa que, con sus goles, ganó para River y su gente.

Según los registros estadísticos, Juan Gilberto Funes sólo convirtió 5 goles jugando para River Plate en 29 partidos y ganó tres títulos: Libertadores, Intercontinental e Interamericana. Por eso está en el bronce “Millonario”, lugar reservado para los héroes: porque la gente lo hizo suyo.

La idolatría, según este cronista, es el amor al grado del paroxismo. Es algo que no funciona racionalmente o por suma de merecimientos, ni tiene rigor factorial. No entra la lógica ni la matemática. Se da o no se da.

Por supuesto que hay un acontecimiento que genera un quiebre y, en la relación Funes-River, ese punto de inflexión tiene fechas: 22 de octubre de 1986; 29 de octubre de 1986 y 16 de agosto de 1987. Si lo quiere más simple: son las fechas de los partidos en que el “Búfalo” hizo tres de los goles más importantes en la historia de River.

Pero, si se me permite especular, le diría al lector que todo se reduce a una única: la del 29 de octubre, porque ese día marcó el gol en el “Monumental” que le daba la primera Copa Libertadores al club de Núñez y, si bien la semana anterior hizo uno de los goles del triunfo en el partido de ida ante los colombianos de América de Cali, aquél miércoles, minutos antes de las 23:00 (si me apura un poquito le digo que eran las 22:53), Juan Gilberto Funes anotó el tanto que le permitiría a River ganar su primer título continental y sería la llave que abriría la puerta a los otros dos que, junto al “Búfalo”, la afición riverplantese consiguió en menos de tres temporadas de relación, porque el amor es más fuerte.

Y porque ese amor es más fuerte, hoy, a 25 años de su paso a la inmortalidad, tiene un estadio propio en la ciudad de La Punta para que toda su gente entre en él, como lo está dentro de ese enorme corazón de búfalo que contiene a todos los puntanos.

 

Nota: Adolfo González.

Foto: Archivo web.

Corrección: Alejandro Andrada.