La cartera medioambiental realizó, durante 2016, en el Laboratorio del Campo un total de 33.632 diagnósticos. El objetivo fue determinar la aparición de enfermedades como Brucelosis, Triquinosis, Aujesky, Anemia Infecciosa Equina y venéreas en toros, entre otras.

El Laboratorio del Campo analiza si los rodeos puntanos resultan, o no, positivos a enfermedades zoonóticas y/o reproductivas.

El Laboratorio del Campo analiza si los rodeos puntanos resultan, o no, positivos a enfermedades zoonóticas y/o reproductivas.

Controlar la sanidad animal de los rodeos puntanos y, por consecuencia, cuidar la salud pública de la comunidad puntana, es uno de los objetivos del Laboratorio del Campo, dependiente del Programa Producción Agropecuaria y Arraigo Rural del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

A lo largo de 2016, el Laboratorio realizó un total de 33.632 diagnósticos, con el objetivo de detectar si los rodeos puntanos resultan, o no, positivos a enfermedades zoonóticas y reproductivas. Estos estudios evaluaron la aparición de Brucelosis (bovina, caprina, ovina, y porcina), Triquinosis, Aujesky, Anemia Infecciosa Equina, Artritis Encefalitis Caprina y venéreas en toros, entre otras patologías.

“El Laboratorio del Campo se ha convertido en una herramienta indispensable para la ejecución, monitoreo y registro de los programas provinciales/nacionales, que no sólo se renuevan regularmente, sino que incorporan nuevos planes, instando al laboratorio a aumentar en cantidad y diversidad sus diagnósticos”, explicó el jefe del Programa Producción Agropecuaria y Arraigo Rural, Martín Rodríguez.

Además, aseguró que “el Laboratorio cumple un rol activo en el cuidado de la salud pública, frente a posibles brotes de enfermedades zoonóticas endémicas en la provincia, como triquinosis o trichinellosis, donde pudieron prevenirse nuevos casos o brotes, ya que algunas muestras examinadas resultaron positivas a triquinosis”.

Cabe recordar que las muestras que llegan al Laboratorio para su análisis correspondiente, provienen tanto de establecimientos privados como de los pequeños productores (estos últimos de manera gratuita) que forman parte de los diferentes planes provinciales: Toro, Porcino, Caprino, entre otros.
Brucelosis bovina, lo más diagnosticado en 2016

Desde la aprobación del Plan de Acción Provincial de Control de Brucelosis Bovina, regulado desde el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), a través de la Circular 14/2016 y su modificatoria posterior: Memo SRSL Nº 20/2016, se registró un incremento significativo en los diagnósticos a estos rodeos.

Este plan surgió como respuesta a la Res. 38/2015 del SENASA, que fuera rechazada por casi todas las provincias comprendidas en el alcance de dicha resolución. San Luis, en un trabajo conjunto con la Comisión Provincial de Sanidad Animal (COPROSA), desarrolló una alternativa adaptada a la región, con características productivas y un fuerte compromiso del Estado Provincial.

El Laboratorio del Campo ha aumentado exponencialmente el número de diagnósticos de brucelosis bovina solicitados por la actividad privada, en consonancia con dichas reglamentaciones. La mayor parte de los análisis solicitados responden al control de movimiento de reproductores, animales del establecimiento que serán trasladados a otro rodeo de cría.

 

Establecimientos Libres de Brucelosis

Un paso más adelante, no frecuente aún en rodeos de cría, es la declaración de los establecimientos como Libres de Brucelosis. “Si bien, las resoluciones vigentes nacionales no exigen esta condición a los rodeos de cría, la posibilidad de alcanzarla genera en el pequeño productor de mover sus reproductores, contando con un certificado de un año de validez, comparado al certificado de traslado de sólo 60 días. Por esta razón, la provincia implementará un plan para acceder a esta certificación”, adelantó Rodríguez.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.