El Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción entregó 30 caprinos a cinco pobladores de los parajes rurales La Botija, Las Chimbas y Santa Filomena. Los ejemplares aportarán calidad genética y reemplazarán a los anteriores detectados con brucelosis.

El Gobierno de San Luis acompaña el crecimiento de los diferentes sectores productivos puntanos a través de acciones concretas. Bajo la consigna “de la periferia al centro”, y teniendo en cuenta primero a los más humildes, el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción reemplazó 30 caprinos de cinco pequeños productores del departamento Ayacucho.

Los pobladores rurales pertenecen a los parajes La Botija, Las Chimbas y Santa Filomena. Cada uno de ellos recibió nuevos animales, de calidad genética y status sanitario comprobado, provenientes del módulo de producción que la cartera posee en “Sol Puntano”, para reemplazar a sus viejos ejemplares que habían sido diagnosticados con brucelosis. Las acciones se enmarcaron al interior del Plan Sanitario Caprino Provincial.

“Buscamos el resguardo sanitario de nuestra producción caprina provincial que, en algunos casos, se constituye como sustento de estas familias que habitan los rincones más alejados de San Luis”, explicó el jefe del Programa Producción Agropecuaria y Arraigo Rural, Martín Rodríguez. Y agregó: “No nos olvidemos que ellos también son productores agropecuarios, necesitan de nuestro apoyo y contención para seguir en la actividad”.

Cada productor tuvo la posibilidad de elegir qué tipo de animal era más conveniente para su establecimiento. Se entregaron cabrillonas y chivatos de razas lecheras -Saanen-, o carniceras -Anglo Nubian y Boer-. Estas acciones no representaron costo alguno para los pequeños productores.

Luego de recibir sus nuevos animales, Miryam Lucero manifestó: “Estamos muy agradecidos de que el Gobierno nos tenga presente. Esperamos mejorar la producción pero sobre todo evitar enfermarnos nosotros y nuestros hijos”.

Un trabajo comprometido y a conciencia

La detección de casos positivos de brucelosis en la zona disparó acciones inmediatas por parte de la cartera ministerial teniendo en cuenta que, además de afectar a los animales, esta enfermedad es zoonótica también damnifica a las personas.

Por esta razón se redoblaron los esfuerzos para eliminar la presencia de animales portadores lo antes posible. “Luego de repetir los muestreos la cantidad de veces necesarias para eliminar la totalidad de los animales positivos y realizar la correspondiente desinfección del predio se llevaron los animales de reemplazo”, informó el jefe del Área Sanidad Animal, Juan Pablo Rey.

Un 2017 con más beneficiarios

El Plan Caprino trabaja en toda la provincia pero más focalizado en los departamentos Belgrano, Ayacucho y San Martín, aquellos donde se concentra el mayor número de caprinos. “Pretendemos continuar el año que viene con estas acciones desde la periferia al centro empezando por los que menos tienen, porque es nuestra línea de trabajo. Consideramos que así estamos generando una acción de justicia social con nuestros pequeños productores que necesitan un apoyo concreto y real del Estado”, concluyó Martín Rodríguez.

 

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Corrección: Alejandro Andrada.