La cartera medioambiental participó de una jornada técnica organizada por el INTA y el Centro Ganadero de Arizona.

Una gira por el sur para lograr sistemas de producción eficientes y sustentables.

Una gira por el sur, para lograr sistemas de producción eficientes y sustentables.

Manejo de pastizales naturales e implantados en el monte de caldén fue el eje de trabajo propuesto. Lograr sistemas de producción eficientes y sustentables, donde se complementen de manera correcta el manejo de los diferentes recursos naturales, es un desafío que atañe al sector productivo puntano. Con el objetivo de mejorar en estos aspectos y aplicar en terreno los conocimientos aportados por diferentes instituciones, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Centro Ganadero de Arizona organizaron una “Gira por el Caldenal Sanluiseño”.

De la actividad participó el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción, cuyos técnicos explicaron la normativa vigente en relación al cuidado del bosque nativo, sus categorías de conservación, las actividades permitidas para cada caso y nociones relacionadas a ordenamiento territorial.

La gira se desarrolló en tres establecimientos del sur provincial, espacios donde se describió la situación de los mismos y las prácticas de manejo llevadas a cabo. Además de la cartera medioambiental y el INTA, fueron parte de la jornada productores, asesores técnicos, representantes de universidades nacionales y de municipios del sur provincial.

El bosque y sus categorías

– Categoría I (rojo): sectores de muy alto valor de conservación que no deben desmontarse ni utilizarse para la extracción de madera. Incluye reservas naturales y sus zonas aledañas, y/o sitios que protegen cuencas hídricas de importancia. Actividades permitidas: apicultura, enriquecimiento y restauración del bosque nativo, ganadería de trashumancia, ecoturismo, recolección e investigación científica.

– Categoría II (amarillo): sectores de alto o medio valor de conservación que pueden estar degradados pero que si se los restaura, pueden tener un valor alto de conservación. Estas áreas podrán ser sometidas a los siguientes usos: ganadería extensiva, actividades turísticas, aprovechamiento forestal y rolado selectivo de baja intensidad, severidad y frecuencia, hasta un 50% de la superficie de bosque.

– Categoría III (verde): sectores que pueden transformarse parcialmente, nunca superando el 75%, garantizando la sustentabilidad ambiental, productiva y social.

 

Nota: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Foto: Gentileza INTA San Luis.

Corrección: Mariano Pennisi.