Lo aseguró el director nacional de Agricultura del Ministerio de Agroindustria de la Nación, Ignacio Garciarena, luego de haber recorrido las zonas afectadas por el desbalance hídrico. 

El director de Agricultura de la Nación dimensionó el impacto de la emergencia ambiental en la Cuenca del Morro.

El director de Agricultura de la Nación dimensionó el impacto de la emergencia ambiental en la Cuenca del Morro.

Una comitiva del Ministerio de Agroindustria de la Nación llegó el pasado jueves a San Luis con el objetivo de recorrer las zonas más críticas de la Cuenca del Morro y su área de influencia, y tomar real dimensión de la problemática ambiental que afecta a más de 370 mil hectáreas de suelo sanluiseño.

Con visitas a zonas de visible afloramiento de agua subterránea, campos cubiertos por sedimento, profundas cárcavas, áreas de salinización y caminos anegados, la comitiva percibió “in situ” el fuerte impacto de esta emergencia ambiental en la provincia. Luego del recorrido, con la presentación del Plan de Gestión Integral, la delegación conoció las acciones que impulsa el Gobierno de San Luis para mitigar los efectos de la problemática.

“La visita fue de lo más reveladora para nosotros. Tomar real contacto con la problemática y el fuerte impacto que genera en el territorio fue clave. Además, conocimos el trabajo que la provincia viene realizando de manera coordinada con otras entidades. Eso es fundamental y lo celebramos”, destacó Garciarena. Y aseguró: “El abordaje integral de San Luis sobre la Cuenca del Morro es un ejemplo para todo el país”.

Asimismo, aclaró: “Será un proceso largo. Debemos tratar de manejar las ansiedades propias que genera una problemática semejante y eso es responsabilidad de los estados. Sabemos que las soluciones rápidas no son siempre las más efectivas ni las más conducentes”.

Tomar esta problemática como una emergencia ambiental y no agropecuaria, fue otro de los puntos que elogió el funcionario nacional. “Haber tomado esto como una emergencia agropecuaria hubiese sido un grave error, porque hubiese puesto un parche a un problema gigante. Al ser tomado como una emergencia ambiental  compromete a los actores de otra manera y obliga a un tratamiento sistémico. Estamos alineados con ese concepto”, remarcó Garciarena.

La comitiva nacional estuvo acompañada por autoridades ministeriales y del INTA.

La comitiva nacional estuvo acompañada por autoridades ministeriales y del INTA.

Finalmente, se refirió a la mirada estratégica de San Luis de vincular Medio Ambiente, Campo y Producción. “El Morro es un claro ejemplo de esto. Son aspectos deben trabajarse en forma conjunta”, dijo. Y concluyó: “Seguiremos atentamente esta emergencia ambiental”, expresó.

La delegación estuvo integrada por el director nacional de Agricultura del Ministerio de Agroindustria de la Nación, Ignacio Garciarena, quien asistió con Carla Pascale y Dardo Escobar, técnicos de la cartera nacional. Durante el recorrido, los funcionarios estuvieron acompañados por personal del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) San Luis.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Corrección: Mariano Pennisi.