El ministro de Salud, Marcelo Riera, precisó detalles pertinentes al acopio de medicamentos, descartables e insumos hospitalarios que se hallan en el depósito de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) ubicado en Villa Mercedes.

“No hay faltante de medicamentos ni de insumos en ningún centro hospitalario de la provincia”, expresó el ministro Marcelo Riera.

“No hay faltante de medicamentos ni de insumos en ningún centro hospitalario de la provincia”, expresó el ministro Marcelo Riera.

La reunión con los medios se hizo en las oficinas del Ministerio de Salud, y se mostraron imágenes del depósito de medicamentos que presenta un lleno total en cada una de sus áreas.

“Las imágenes son contundentes, en los meses de abril y mayo del corriente el Estado invirtió un monto superior a los $33 millones en abastecimiento de productos medicinales”, indicó Riera.

“Tenemos más de 1.400 ítems de lo licitado en cada uno de esos pliegos que en ese momento se publicaron y hoy conforman el stock al 100% que tiene nuestro depósito de medicamentos”, agregó.

El depósito tiene la habilitación de la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) quien es el regulador y lleva adelante los procesos de autorización, registro, normalización, vigilancia y fiscalización de los productos en todo el territorio nacional.

“Informamos a la población que no existen medicamentos vencidos en la gestión que llevamos hasta la fecha y que recibimos cuatro hospitales con registro de stock el Hospital San Luis, Juana Koslay, Cerro de la Cruz y la Maternidad Provincial. Hoy estamos con 40 hospitales en el sistema incluido el PRJDP. Esto nos permite hacer los pedidos, conociendo desde el Ministerio y desde el Programa, la cantidad que dispone cada una de estas unidades sanitarias y en función de ello, armar los respectivos pedidos y los envíos pertinentes”, dijo el ministro de Salud.

Dentro de la política de provisión de insumos y medicamentos también se hizo énfasis en mejorar las prestaciones de ciertos productos. Casos puntuales como Salbutamol, una droga utilizada en pacientes asmáticos, set de accesos venosos centrales y los lectores de glucemia capilar para enfermos diabéticos, se incorporaron de marcas líderes en el mercado para garantizar la calidad de la medicación que reciben los pacientes en cada uno de los hospitales de la provincia.

“No hay faltantes ni de medicamentos ni de insumos en ningún centro hospitalario de la provincia”, aseguró Riera. “Si por algún motivo hubiera alguna situación puntual, es básicamente porque no se hicieron los pedidos pertinentes al Programa de Medicamentos y, en este sentido, puede existir alguna demora en relación al resto. No hay faltante en virtud del stockeo”.

Por otro lado, el ministro de Salud informó que a comienzos de noviembre se abrirá el pliego licitatorio para una nueva compra, la segunda, que contemplará ropa quirúrgica, direccionada a las unidades hospitalarias que tienen quirófano para abastecer los meses que habitualmente se produce una disminución del stock hasta llegar a niveles críticos.

“Durante el período vacacional las droguerías cierran y nos anticipamos a este suceso y, en acción conjunta con el Ministerio de Hacienda, estamos trabajando para la licitación de tres ítems: medicamentos, insumos hospitalarios y ropa quirúrgica. Estamos muy contentos porque garantizamos uno de los puntos más importantes que es la asistencia y la atención terapéutica que cada uno de los pacientes requiere en virtud de la patología que pueda llegar a tener porque acá también está contemplado el alto costo”, expresó Riera.

Una de las demandas fuertes en medicamentos es la de antibióticos. Se hizo una importante inversión de distintos niveles de cobertura, principalmente para gérmenes que tienen ya resistencia.

“Nosotros en los hospitales tenemos circulación de lo que se denomina gérmenes KPC. Justamente para este tipo de gérmenes hay provisiones específicas de medicación”, declaró Riera y agregó: “Este año se hizo la compra de los insumos odontológicos que durante los últimos cuatro años no se había realizado la inversión. Es importante ver cómo los depósitos de nuestro espacio de la Zona de Actividades Logísticas están cubiertos al 100%”.

Por su parte, el jefe del Programa Medicamentos e Insumos Médicos, Pablo Quinteros, hizo referencia al modo de realizar los pedidos de compras: “Cuando se plantean los sistemas de compras, se hacen según las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud) que es en base a consumo. El mismo lo podemos hoy cuantificar a través de un sistema informático que nos proveyó la empresa Andreani, encargada de la logística y, en base a eso, planificar las compras a futuro”, explicó.

Quinteros detalló: “Lo hacemos en base al consumo de seis meses hacia atrás, ya que es más fácil de cuantificar o determinar qué cantidad de medicamentos vamos a necesitar. Lo mismo pasa con el material descartable y en odontología se estipuló para este año en esta compra, fue material para la utilización de prótesis dentarias que no se estaban realizando”.

El jefe del Programa Medicamentos e Insumos Médicos, Pablo Quinteros, y el ministro de Salud, Marcelo Riera

El jefe del Programa Medicamentos e Insumos Médicos, Pablo Quinteros, y el ministro de Salud, Marcelo Riera.

El almacenamiento y los medicamentos oncológicos

El ministro se explayó en el modo de almacenamiento de los medicamentos, indicando que “se hacen en base a lote y fecha de vencimiento, es decir que en la primera línea están los de más corta caducidad, de modo tal que se garantice el consumible y la no existencia de vencidos”.

“Por otro lado, hay un sistema específico de almacenamiento de psicotrópicos donde puede ingresar una persona que es la única que se encuentra habilitada bajo registro nominalizado y registro de firma. No sale nada que no esté bajo control escrito”, puntualizó.

“Hay medicamentos que no se le puede romper la cadena de frío en ese sentido, el centro de acopio dispone una cámara especifica con una sonda de monitoreo que está 24 horas monitoreada desde la central de Buenos Aires y que permite salvaguardar las temperaturas óptimas. En esto, lo más significativo es garantizar que ese paciente reciba el medicamento y haga el efecto que se desee”.

“Estas tres áreas están bien identificadas agregando un cuarto punto que es una ala específica donde tenemos la leche que es la que se distribuye a todos los centros de salud. Está todo medido y al mismo tiempo distribuido, ordenado y con las cadenas de frío pertinente y con una temperatura adecuada dentro del establecimiento, garantizando la calidad de los medicamentos para toda la población”, indicó Marcelo Riera.

Finalmente, el jefe de la cartera sanitaria fue consultado por los medios sobre los medicamentos oncológicos, teniendo en cuenta que no todos pueden acceder a ellos por su valor y la falta de cobertura social.

“Tenemos tres opciones de ingreso de medicamentos de alto costo oncológicos para los pacientes que dependen de DOSEP, se compran desde la obra social a través del Subprograma Compras de dicha obra social. Los pacientes que tienen la cobertura de Incluir Salud (ex PROFE), en cambio, están contemplados los oncológicos dentro del programa de alto costo y que llegan a través del Banco Nacional de Drogas Oncológicas del cual también nos abastecemos en algunas drogas para los pacientes de Ayuda Social, que es el tercer grupo”.

“En el inicio del ejercicio 2017 haremos el concurso de proyecto integral de lo que va a ser el primer banco que lanzaremos, se trata del Banco de Drogas Oncológicas que va a contemplar el 100% de los tratamientos estándares y los tratamientos de drogas biológicas. Permitirá abastecer a DOSEP, Ayuda Social y al Incluir, de aquellas drogas que no bajan por Nación y que necesitan estar en el protocolo terapéutico de quimioterapia”.

“Asimismo, va a ser un banco abierto para todas las obras sociales provinciales y en algunos casos también para situaciones y casos particulares para que el banco abastezca los tratamientos en situaciones puntuales o específicas: pacientes que todavía no activaron su obra social, por ejemplo, y esto se recuperará a través de la Autogestión Hospitalaria. De esta manera, pretendemos que a la droga para quimioterapia, el paciente la tenga disponible en un lapso no superior a las 72 horas”, concluyó.

 

 

Nota: Adolfo González – Prensa Ministerio de Salud.

Foto: Marcelo Lacerda.

Video: Martín Micali.

Corrección: Mariano Pennisi.