Mientras muchos aún no salen de la sorpresa generada por el presunto ovni fotografiado el pasado sábado en Paso del Rey, durante las celebraciones de la Virgen de la Cobrera, una nueva curiosidad se plasmó en el cielo puntano. ¿Se trata de un ovni, chatarra espacial o un meteoro?.

El llamativo trazo luminoso pudo ser parte de la estela de un avión.

El llamativo trazo luminoso pudo ser parte de la estela de un avión.

Este miércoles por la tarde, puntualmente a las 19:30, cuando el sol apenas se perdía en el horizonte, más de uno se sorprendió al mirar hacia arriba y encontrarse con una singular figura, que parecía un gran rayón brillante destacado en el límpido firmamento.

De inmediato, la fotógrafa Malvina Urquiza capturó con su cámara la curiosa figura, mientras de modo paralelo se consultó a los especialistas del Parque Astronómico de La Punta.

El efecto luminoso lo da el sol, que a esa hora del ocaso proyecta sus rayos desde abajo, incidiendo en la figura, formada por el cambio de temperatura y la humedad.

El efecto luminoso lo da el sol, que a esa hora del ocaso proyecta sus rayos desde abajo, incidiendo en la figura, formada por el cambio de temperatura y la humedad.

El astrónomo Erik González, tras estudiar el registro fotográfico, fue concluyente al aseverar que “se trata de la estela de condensación de un avión, que por lo general se forma larga y acompaña el trayecto de la aeronave, aunque de acuerdo a determinadas condiciones, también suelen formarse figuras como la de la fotografía. Esto se debe a que en ese tramo el aire es más húmedo y con el calor del chorro que expulsa la turbina se genera ese tipo de estela”.

Además explicó el efecto luminoso de la figura: “A esa hora el sol la ilumina desde abajo, haciéndola resaltar, como suele suceder con las formaciones nubosas en el horizonte”, apuntó González.

De ovni a ave

El astrónomo también brindó su opinión científica sobre el objeto volador no identificado que fue retratado el pasado sábado en Paso del Rey: “Se trató de una paloma”, aseguró.

“Quien tomó la foto refirió haber notado la presencia del objeto cuando revisaba las tomas, no en el momento en que las sacó. Esto se debe a que nadie presta atención a un pájaro, porque es natural que esté, pero al ver el resultado de las imágenes, un ave puede parecer otra cosa. En este caso, la captura se produjo en un instante en que la paloma puede parecer otra cosa. Esa fue mi conclusión tras haberme sido mostrada la fotografía antes de que fuera dada a conocer al público”, sostuvo el especialista.

 

Fotos: Malvina Urquiza – ANSL.