El ambicioso plan del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción continúa creciendo a paso firme en toda la provincia, como así también los ejemplares plantados en representación de cada nuevo habitante del suelo sanluiseño. “Cumplimos una instancia muy importante para Huella Verde, por lo que estamos muy felices. Esto significa que cada niño cuando crezca tendrá un árbol que lo vio nacer y acompañará a lo largo de su vida”, aseguró el ministro de la cartera medioambiental, Cristian Moleker.

El acto fue en la Maternidad Teresita Baigorria.

El acto fue en la Maternidad Teresita Baigorria.

En un clima donde la emoción y la alegría fueron las principales protagonistas, San Luis vivió este jueves una jornada marcada por el compromiso ambiental. A través del Plan “Huella Verde: Mis Raíces Puntanas”, el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción superó los 1.000 árboles entregados a los recién nacidos en todo el territorio sanluiseño.

El acto central tuvo lugar en la Maternidad “Dra. Teresita Baigorria” y contó con la participación del ministro de la cartera medioambiental, Cristian Moleker; sus pares de Salud, Marcelo Riera; de Educación, Marcelo Amitrano; el titular de San Luis Agua, Facundo Domínguez; funcionarios provinciales; familias, alumnos de la Escuela Nº 51 “Maestro Faustino Segundo Mendoza”, y personal del centro de natalidad.

Durante el acto, Moleker aseguró: “Estamos muy felices porque cumplimos una instancia muy importante para Huella Verde. Son más de mil los árboles que ya están acompañando a los nuevos puntanitos, eso significa que cada niño cuando crezca tendrá un árbol que lo vio nacer y acompañará a lo largo de su vida”.

El titular de la cartera medioambiental aprovechó la oportunidad para explicar el vínculo que existe entre los bebés y los chicos en edad escolar. “Son los alumnos de los establecimientos educativos quienes germinan -en la etapa Escuelas- las semillas que, luego, serán entregadas a los recién nacidos”. Además, se refirió a la expansión del proyecto ambiental: “En el futuro se incorporarán los abuelos. Los centros de jubilados y adultos mayores también se sumarán a Huella Verde, uniendo los lazos y las instancias de la vida a través del cuidado del medioambiente”.

Cada niño cuando crezca tendrá un árbol que lo vio nacer y acompañará a lo largo de su vida.

Cada niño cuando crezca tendrá un árbol que lo vio nacer y acompañará a lo largo de su vida.

En la escuela, los chicos aprenden a cuidar el planeta

En relación a la etapa Escuelas de Huella Verde, Amitrano expresó: “Un gran tema a discutir es el cuidado de nuestra casa común, el planeta. A partir de ello generamos un proceso de aprendizaje, desde la matemática hasta la historia, con el foco en el cuidado del medioambiente. Hoy tenemos más de 50 escuelas muy comprometidas en este proyecto. Los chicos serán los profesionales que, en el futuro, se encargarán de gestionar estas temáticas tan complejas como el calentamiento global, la administración inteligente de recursos y las energías renovables, entre otras”.

La salud y su vinculación con Huella Verde

“La Maternidad ‘Dra. Teresita Baigorria’ se constituye como el lugar donde más nacimientos ocurren en la provincia. Es el espacio donde se rescatan niños que, en otro lugar, no tendrían esperanzas de vida. Un lugar del cual nos estamos ocupando y valorizando para que brinde este servicio tan preciado como ver nacer a un niño”, manifestó Riera.

Finalmente, la directora del centro de natalidad, Adriana Pérez, indicó: “La circunstancia de enraizarnos al lugar que nacimos, recibir cuidados y abrigos, crecer sanos y saludables, corre igual para nuestros niños como para la naturaleza, por lo que fue muy sencillo instalar este programa en la Maternidad. Estamos contentos de ver su resultado porque cada vez entregamos más árboles, lo que simboliza más nacimientos en la provincia”.

La directora del centro de natalidad, Adriana Pérez.

La directora del centro de natalidad, Adriana Pérez.

Recorrida por otros centros de salud

Una vez concluido el acto, Moleker, en conjunto con los integrantes del Programa Cambio Climático, realizaron un recorrido por la Clínica Italia, el Sanatorio Rivadavia y el CERHU, con el objetivo de entregar árboles a los recién nacidos, y agradecer al personal sanitario de cada establecimiento por el compromiso de continuar afianzando esta propuesta en todo San Luis.

El ministro Moleker entregó árboles a los bebés recién nacidos.

El ministro Moleker entregó árboles a los bebés recién nacidos.

Sobre Huella Verde

El ambicioso plan del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción busca revalorizar el accionar individual de cada ciudadano en pos de consolidar un ambiente sano para las futuras generaciones. En su etapa Nacimientos, Huella Verde propone la entrega de un árbol por cada recién nacido en toda la provincia. Este ejemplar es plantado por la familia del nuevo habitante de San Luis o, bien, por la cartera medioambiental en los denominados “Parques de la Vida”, distribuidos en toda la provincia.

“Con este plan buscamos la posibilidad latente del encuentro del niño y su árbol, una situación que permitirá establecer la simbiosis entre la evolución de la vida humana y la del medioambiente. Son dos ciclos de vida completamente diferentes pero necesarios, unidos entre sí y dependientes uno del otro”, aseguraron desde Cambio Climático.

 

Todas las fotos del acto pueden apreciarse en el siguiente link: http://bit.ly/2dxKATF.

Marcelo Amitrano, ministro de Educación

Marcelo Riera, ministro de Salud

Cristian Moleker, ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Corrección: Mariano Pennisi.