Los alumnos de estas instituciones educativas son los encargados de la germinación que forma parte del plan implementado por el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción. Los futuros árboles serán los que la cartera medioambiental entregará el año próximo a cada recién nacido en territorio puntano. Concientización, valores y esperanza son los objetivos que persigue la ambiciosa política del Gobierno de San Luis.

 Los chicos son los encargados de las tareas de germinación de las semillas.

Los chicos son los encargados de las tareas de germinación de las semillas.

El Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción emprendió, en abril pasado, una ambiciosa acción en la búsqueda de generar conciencia ambiental desde el mismo inicio de la vida. A través del Plan Huella Verde: Mis Raíces Puntanas, la cartera busca que todo puntano asuma un compromiso con el entorno natural de San Luis en pos de asegurar un ambiente sano para las futuras generaciones.

Así como todos los seres humanos y las plantas transitan diferentes procesos de crecimiento a lo largo de su vida, Huella Verde se compone de distintas etapas. Una de ellas es la escolar donde, en las instituciones educativas, los más chicos se concientizan y adoptan valores que los acompañarán durante el resto de sus días.

Actualmente son 45 las escuelas de toda la provincia que se encuentran germinando semillas (acacias, fresnos y aguaribayes, entre otras especies) que sus propios alumnos recolectaron. De hecho, hay instituciones que están en condiciones de entregar al Ministerio muchas de sus bandejas germinadas para que continúen el proceso de crecimiento en los viveros del Programa Forestal y Frutihortícola.

Los futuros árboles que hoy producen los chicos serán los que, el año que viene, se entregarán a cada recién nacido en las tierras puntanas. Además, estos ejemplares formarán también parte de diferentes planes de forestación que cada una de las instituciones educativas propone, muchos de ellos destinados a la Cuenca del Morro.

La jefa del Programa Cambio Climático, Fernanda Spinuzza, explicó que “el Plan intenta formar una ciudadanía más responsable, crítica y solidaria, y aspira a que cada puntano pueda ir dejando su huella verde al transitar las distintas etapas de su vida. Además buscamos que la gente comprenda que con su accionar cotidiano puede ayudar a la gran tarea de mitigar los efectos del cambio climático”.

Finalmente, la coordinadora de la etapa escolar del Plan, Carolina Cabáñez expresó: “Las escuelas están muy entusiasmadas con las actividades que les proponemos. Parte del seguimiento que realiza el Ministerio es mantener un contacto fluido con ellas y asistirlas en lo que necesitan. Nos transmiten una enorme alegría por parte de los chicos, inclusive algunas de ellas le han dado su propia impronta a su proyecto, por ejemplo les hicieron a los chicos unos chalecos verdes para afirmar aún más el sentido de pertenencia al Plan”.

Los futuros árboles continuarán su desarrollo en los viveros del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Los futuros árboles continuarán su desarrollo en los viveros del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

 

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Corrección: Mariano Pennisi.