A través de escuelas, instituciones y vecinos de Villa Mercedes, Juan Jorba y El Morro, la iniciativa “Recolectemos para sembrar, sembremos para cosechar”, impulsada por la cartera medioambiental, juntó un total de 750 kilos de semillas. Luego de la recolección, las especies fueron trasladadas al vivero de la ex Colonia Hogar, donde son analizadas para su posterior germinación. Los plantines que se generen allí serán destinados a la forestación en la Cuenca del Morro.

l Caldén fue la especie nativa elegida para realizar un trabajo experimental en los viveros provinciales.

El Caldén fue la especie nativa elegida para realizar un trabajo experimental en los viveros provinciales.

Entre las múltiples acciones generadas por el Gobierno provincial para acompañar la emergencia ambiental en la Cuenca del Morro, el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción organizó un concurso centrado en la recolección de semillas para la producción de árboles destinados a la problemática de desbalance hídrico en las zonas afectadas.

Bajo el nombre “Recolectemos para sembrar, sembremos para cosechar”, más de 30 escuelas, instituciones y vecinos de Villa Mercedes, Juan Jorba y El Morro lograron juntar un total de 750 kg de semillas. Hoy, lo recolectado es analizado por especialistas del Ministerio, quienes determinarán cuáles son las especies más aptas para la germinación, que se llevará a cabo en el vivero de la ex Colonia Hogar, dependiente de la cartera medioambiental.

“De las semillas que ingresaron se realizó una selección y un análisis del porcentaje de germinación, ya que no se trata de semillas puras. En estos momentos, las semillas están en remojo y la semana que viene se comenzará con la siembra”, precisaron desde el Programa Forestal y Frutihortícola. Además, aclararon que se realizó una separación de las especies nativas.

Los especialistas adelantaron que, luego de la germinación de las semillas, seguirá el proceso de repique y trasplante. “Una vez desarrollados los plantines, serán destinados a la forestación en la Cuenca del Morro”, añadieron desde el programa ministerial.

 

Tratamiento de especies nativas

Luego de identificadas las especies nativas, el Programa Biodiversidad realizó un informe sobre lo recolectado y el tratamiento que debe darse a cada una. Por estas horas, se encara un trabajo experimental con el caldén (prosopis caldenia).

Desde el ministerio explicaron cómo es el proceso: “Primero, colocamos la chaucha en agua durante 48 horas para que se ablande. Luego, rompemos el artejo y sacamos la semilla. A partir de allí, comienza la escarificación (ablandamiento del tegumento a través de agua caliente). Después, se la coloca en bandejas de plástico, con tierra y arena, entre 24 y 48 horas. Finalmente, es plantada en macetas”.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Corrección: Berenice Tello.