El Área de Deportes del Servicio Penitenciario y la Fundación Corazón de Búfalo organizaron los festejos por el Día del Niño en la localidad. Además los organizadores entregaron donaciones, que fueron muy bien recibidas por la comunidad.

Además de juegos y diversión, los niños disfrutaron de un almuerzo durante la jornada.

Además de juegos y diversión, los niños disfrutaron de un almuerzo durante la jornada.

La actividad se realizó en la Escuela N° 308 “Nicolás Avellaneda”, donde los niños de Pozo del Tala pudieron jugar y divertirse en castillos inflables, peloteros, y con los números presentados por los payasos que llegaron hasta allí.

En medio de los juegos y las actividades programadas, los niños pudieron disfrutar de un almuerzo con empanadas, carne a la masa y chivo.

El castillo inflable fue una de las opciones a la hora de la diversión.

El castillo inflable fue una de las opciones a la hora de la diversión.

Pese a que en la noche del viernes, un cortocircuito amenazó con suspender la actividad por los daños que ocasionó el incendio en dos aulas y la cocina del establecimiento, los referentes del Servicio Penitenciario, de la Fundación Corazón de Búfalo y las autoridades dueños de casa, decidieron seguir adelante con la actividad. En ese sentido, desde el penal anunciaron que van a hacer alacenas, un bajomesada y muebles para la escuela, mientras que la Fundación aportará una heladera y pintura para reacondicionar el espacio.

Los niños de Pozo del Tala tuvieron su festejo.

Los niños de Pozo del Tala tuvieron su festejo.

Además se entregaron colchones, frazadas, ropa para niños, pelotas de fútbol para los niños, muñecas para las niñas y 200 litros de leche en distintas donaciones realizadas en los días previos.

 

Nota: Andrés Acosta.

Foto: Gentileza Servicio Penitenciario.