Luchadores de San Luis, Mendoza y San Juan se dieron cita en el estadio provincial de La Punta, que recibió por primera vez un evento de kick boxing. Fueron 15 peleas de distintos pesos, en los que los deportistas pudieron mostrar sus dotes.

La competencia se desarrolló en el gimnasio del ala norte del estadio provincial "Juan Gilberto Funes".

La competencia se desarrolló en el gimnasio del ala norte del estadio provincial “Juan Gilberto Funes”.

Desde las 15:00 del domingo, y con el pesaje de los artistas marciales, arrancó el evento que organizó el “Casca Grossa Dojo”, con Alejandro Ledesma a la cabeza. Las acciones comenzaron a las 16:00 con peleas de tres rounds de dos minutos por uno de descanso.

Se presentaron distintos gimnasios que representaron a San Luis, Mendoza y San Juan, con un excelente nivel competitivo, mientras que los representantes de Córdoba se bajaron a último momento de la competencia.

El kick boxing femenino tuvo su lugar con el cruce de la representante local Paola Jofré, con la mendocina María Peralta. La joven de Mendoza se quedó con el triunfo, luego de que el rincón de la puntana arrojó la toalla.

Entre las peleas destacadas, Fabricio “Krillin” Reyes, de San Luis, demostró un futuro prometedor superando a Mariano Navarro, de San Juan. El chico puntano, con una potencia arrolladora, culminó el pleito con una low kick que impactó sobre la pierna izquierda de su adversario, que no logró reponerse.

Julio Ledesma fue otro de los locales que se alzó con una victoria en la apertura de la jornada, superando en las tarjetas al sanjuanino Leonardo Villarroel. Ambos luchadores brindaron un buen espectáculo; con un nivel parejo, el manejo de piernas del hombre de San Luis inclinó la balanza a su favor.

El puntano Matías Rivero venció a Adán Dibello, de Mendoza, en una contienda en la que los luchadores exhibieron buena técnica, aunque una lesión en uno de los tobillos del mendocino lo obligó a retirarse del ring.

La jornada se extendió hasta las 20:00 y contó con buena cantidad de espectadores. En un clima familiar y de camaradería, la competencia se disputó en un ring ubicado en el gimnasio del ala norte del estadio provincial “Juan Gilberto Funes”.