La histórica orquesta formada en 1983 y que ocupa un destacado lugar en la cultura provincial se presenta a las 17:00. Sus 44 integrantes desplegarán ante el público su variado repertorio que va desde canciones patrias hasta música popular y comercial.

 

Los chicos poseen una gran capacidad de aprehensión y son excelentes multiplicadores. El entusiasmo con que realizan lo que les gusta, le imprime a sus acciones un sello único e irrepetible: “Son un rubí que hay que pulir, entienden todo con gran rapidez y se adaptan facilmente”, indicó Sixto Molina, el director y formador de la Banda Infanto Juvenil.

La banda se formó en 1983 y ha logrado convertirse en un claro exponente de la cultura puntana. Actualmente cuenta con 44 integrantes, 16 de los cuales se incorporaron en febrero de este año: “Se nutre de chicos de diferentes barrios de la ciudad que luego de la escuela se dedican a ensayar”, expresó Molina.

Varios de los primeros integrantes ya crecieron y hoy forman parte de la banda del Ejército, de la Fuerza Aérea y de orquestas de música popular.

El variado repertorio de la orquesta es el fruto de una férrea constancia que incluye cuatro ensayos semanales: “Los lunes nos reunimos con los chicos después de la escuela, los miércoles practicamos solfeo con un profesor que me ayuda, los viernes tenemos ensayo y los sábados practica la banda completa”, contó el director.

Molina ha acompañado a la orquesta desde sus comienzos y la misma le ha proporcionado “inmensas satisfacciones”: “Cuando comenzamos fue difícil, pero hoy estamos en buen carril, los chicos entienden que la banda les abre la posibilidad de progresar y encontrar un trabajo”.

Según el director, el buen resultado es fruto de la persistencia, la constancia y la disciplina: “Es increíble la respuesta de los niños, se transforman cuando suben al escenario y eso lo van a poder apreciar en el Salón Blanco”, finalizó.

 

Nota: Mariela Arrieta.

Entrevista: Matías Gómez.

Fotos, video y edición: Maximiliano Bravo de Laguna.

Corrección: Berenice Tello.