Tras consumarse el descenso al Torneo Federal “A” de AFA, el “Juve” empezó a diagramar lo que viene. En la tarde de este miércoles firmó la rescisión de su contrato el entrenador Carlos Ramacciotti y no será el único en dejar la institución del Bajo.

Tras su paso por el Nacional "B", Juventud deberá "rearmarse" para el próximo torneo que se avecina.

Tras su paso por el Nacional “B”, Juventud deberá “rearmarse” para el próximo torneo que se avecina.

Juventud Unida Universitario comenzó a rearmarse de cara a lo que se viene, ya sea en el Federal “A” o en la Primera “B” Nacional. Es que ante una posible reestructuración de la segunda categoría del fútbol argentino de cara a la creación de la Súperliga, el equipo de San Luis tendría todos los números para permanecer en el máximo torneo de ascenso. En vista de ello, los principales dirigentes auriazules podrían viajar hasta Buenos Aires para seguir de cerca sus chances.

Pese a esa pequeña pero real posibilidad, los “popes” puntanos comenzaron a diagramar lo que se avecina y en el mediodía de hoy se reunieron con quien fue el entrenador del “Juve” hasta el último domingo, Carlos Ramacciotti, para acordar la rescisión del contrato que lo unía al club.

Ya sin Ramacciotti, los directivos se sentarán a hablar con los integrantes del plantel para definir la situación de cada uno de ellos, ya que la mayoría de los jugadores tiene contrato con Juventud hasta junio de 2017.

Sabido es que la situación económica del conjunto del Bajo no es la mejor y que buscará ser austero pensando en lo que viene, por eso apuntarán a potenciar los valores del club junto a un entrenador joven que pueda acomodarse a la realidad institucional.

Nota y foto: ANSL.