Desde la Autopista de la Información (AUI) indicaron que se realizaron tareas de mantenimiento y reparación en cámaras de seguridad y redes de internet. Además, se puso en funcionamiento el sistema de seguridad perimetral “Intrepid”.

Mejoras tecnológicas en la cárcel de Pampa de las Salinas.

Mejoras tecnológicas en la cárcel de Pampa de las Salinas.

Las tareas de mantenimiento y reparación tienen como objetivo optimizar las medidas de seguridad de la cárcel ubicada en el paraje La Botija, a unos 210 kilómetros de la ciudad de San Luis. Un equipo de técnicos de la AUI trabajó durante tres días para solucionar los problemas encontrados en la Penitenciaría. En la oportunidad, se realizaron tareas sobre el sistema de videovigilancia y cámaras de seguridad, sobre la red de internet y el sistema de seguridad perimetral “Intrepid”.

El gerente técnico de la AUI, Franco Videla, explicó que de 52 cámaras de seguridad que había en la cárcel, 36 no funcionaban: “Nos solicitaron, con prioridad, la reparación de las 36 cámaras, además reconfiguramos 8 DVR de los 12 existentes”.

El especialista detalló que DVR es el equipo al que conectan las cámaras y realiza el grabado de las mismas junto a la transmisión. “Se debió reiniciar por default los DVR para configurar totalmente el sistema de videovigilancia”, planteó.

Videla indicó que se realizó una verificación del cableado de las cámaras y “se armó nuevamente la Sala de Situación de la Penitenciaría, reorganizando la red de energía, red de datos y puestos de monitoreo, dado que no funcionaba ninguno”.

Los técnicos de la AUI detectaron que en la Penitenciaría la red de datos no funcionaba en su totalidad. “Los especialistas de la AUI realizaron la configuración de todos los dispositivos y la puesta en marcha de los vínculos ópticos para su funcionamiento”, remarcó Videla.

Esta reparación permitió que la red de datos, sobre la que transitan el servicio de videovigilancia e internet para el predio, funcionara al 100%. “También se realizó el cableado para la puesta en marcha de los puestos de trabajo solicitados por el personal del servicio penitenciario”, indicó.

Finalmente, se trabajó sobre el sistema de seguridad perimetral “Intrepid”. “El equipo que contenía la configuración del sistema no estaba en el lugar adecuado; luego de reubicarlo se realizaron pruebas del sistema, logrando el funcionamiento del mismo”, destacó.

Este sistema funciona en base a sensores, de los cuales dos se encontraban dañados, que necesitan de una buena preservación de la limpieza del predio. El equipo de trabajo de la AUI regresará cuando el personal de mantenimiento del sitio finalice con las tareas de desmalezado y limpieza del predio.

 

Nota: Emanuel Lorenzoni – Prensa Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Foto: Gentileza AUI.

Corrección: Berenice Tello.