Inviernos intensos, veranos apabullantes, mañanas de aprendizaje con balde, pico y pala, amistades nuevas, desencuentros, peleas, alegrías. Un camino difícil que hoy llegó a su destino: 36 familias beneficiarias del Plan Solidaridad recibieron sus viviendas en el barrio Estrella del Sur, al suroeste de la ciudad capital.

El Gobierno de la provincia entregó 36 viviendas en el barrio Estrella del Sur.

El Gobierno de la provincia entregó 36 viviendas en el barrio Estrella del Sur.

 Son en total 168 personas las que habitarán en ese barrio, 15 de ellas son madres solteras, hay 106 menores y 8 discapacitados.

Sebastián Uboldi entró a trabajar en el 2005 en el Plan de Inclusión Social. En el 2009, cuando iba a su trabajo en bicicleta, un camión lo atropelló. A partir de ese día no pudo volver a caminar bien por una secuela del accidente en su pierna. En el Plan de Inclusión pasó a realizar tareas pasivas y fue ahí cuando aprendió a hacer trabajos de electricidad. En el 2012 se inscribió en el Plan Solidaridad, para poder tener su casa propia. Ese mismo año se casó y después tuvo dos hijos. Sus conocimientos en electricidad le permitieron avanzar en algunas tareas para construir su casa y ayudar a sus vecinos. Hoy, seis años después, tiene en su mano la llave de su casa. Después de tanto esfuerzo cumplió su sueño.

168 personas vivirán en su casa propia y podrán tener una vida digna.

168 personas vivirán en su casa propia y podrán tener una vida digna.

Así como Sebastián, otras 35 familias esta tarde en el edificio de la Secretaría de Urbanismo, Vivienda y Parques en Terrazas del Portezuelo, el Gobierno de la provincia les entregó la llave de su vivienda propia. Comenzarán una nueva vida. “Sabemos del esfuerzo que significó para todos, para ustedes, para nosotros y todo el equipo que trabaja en Construcción Solidaria. Hoy comenzarán una nueva vida y todos estamos muy felices por eso. Pasamos muchos momentos, algunos felices y otros no tanto, pero finalmente hoy todos estamos contentos, por este hecho concretado”, dijo la jefa del Área Demanda y Acceso, Martha Rubiccini, en el acto que se desarrolló a las 15:00 con la presencia de las familias completas.

La lluvia es sinónimo de fertilidad, y esta tarde la lluvia puntana vio nacer la vivienda propia de 36 familias que comenzarán una nueva vida en su hogar digno.

Nota: Gisela Perroni – Prensa Secretaría de Urbanismo, vivienda y Parques

Fotos: Luciano Grangetto.

Corrección: Mariano Pennisi.