El Gobierno de San Luis fijó su posición a través de un comunicado de prensa sobre el acuerdo con las provincias por las tarifas de gas y energía eléctrica.

San Luis rechazó la propuesta de la Nación y defendió el fallo de la Justicia Federal. Las otras provincias aceptaron el "tarifazo".

San Luis rechazó la propuesta de la Nación y defendió el fallo de la Justicia Federal. Las otras provincias aceptaron el “tarifazo”.

Los Ministerios de Energía y Minería; y de Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación informaron hoy que “a partir de las reuniones que los ministros mantuvieron con gobernadores de todo el país” se tomaron medidas relativas al incremento de la tarifa del gas que oscilan entre el 400 y el 500%.

En primer lugar, debemos aclarar que esta nueva escala de aumentos no fue fruto de un acuerdo entre la Nación y las Provincias, sino una imposición del Estado Nacional ante la cual sólo San Luis hizo saber su oposición.

El gobernador Alberto Rodríguez Saá sostuvo desde la semana pasada en que comenzaron las reacciones y reclamos de los usuarios y consumidores de San Luis, que la Provincia se pondría del lado de los mas humildes, defendiendo su derecho a gozar del servicio de gas a un precio razonable, teniendo en cuenta por sobre todas las cosas el adelanto de la temporada invernal y la necesidad de contar con calefacción para el resguardo de la salud de todo el grupo familiar.

También sostuvo el gobernador de San Luis que un aumento abusivo e irracional de las tarifas condicionaría la normal actividad industrial de las PyMES de San Luis, lo que podría generar suspensiones o despidos de trabajadores.

En definitiva, en modo directo o indirecto la suba del gas impacta directamente sobre los trabajadores y los sectores más vulnerables de nuestra sociedad.

Con esa idea, se inicio una acción judicial a partir de la cual el Juzgado Federal de San Luis dictó una medida cautelar que dispuso dejar sin efecto un aumento cercano al 2.000% del gas, disponiendo que se aplique el cuadro tarifario anterior, con un aumento máximo del 70%.

En la reunión del día de hoy con los funcionarios nacionales, la ministra de Hacienda Píblica de San Luis – Natalia Zabala Chacur – y el fiscal de Estado – Eduardo S. Allende – hicieron saber la disconformidad del gobernador Rodríguez Saá con esta nueva propuesta de elevar las tarifas entre un 400 y un 500%.

Siguiendo las instrucciones del gobernador de San Luis, expusieron que la Provincia va a sostener la medida judicial que dispone un aumento máximo del 70% por considerar que el aumento sorpresivo de entre un 400/500% continua siendo irrazonable e imposible de afrontar.

Durante su exposición, el fiscal de Estado fue interrumpido abruptamente por el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, criticando la posición de San Luis y sosteniendo que había un clima generalizado de consenso del las restantes Provincias.

Al retomar la palabra, el fiscal de Estado, sostuvo que el gobernador de San Luis es plenamente consciente del atraso tarifario del gas -consecuencia de la política del gobierno nacional de los últimos doce años- pero que esa situación no puede ser revertida sorpresiva e irracionalmente en un día sin pensar en la realidad económica de los mas humildes y de las PyMES que son las mayores generadoras de empleo en San Luis.

No creemos en el discurso nacional de que el aumento del 400/500% sea fruto de un supuesto acuerdo tarifario con los sectores productivos. Todas las cámaras empresariales e industriales de San Luis han solicitado al gobierno provincial que adoptara medidas para evitar estos incrementos abusivos.

En definitiva, la Provincia de San Luis se aferra a la medida cautelar dictada.