En el marco de la celebración por el mes del medioambiente, el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción llegó hasta La Tranca, departamento Ayacucho, para forestar la Escuela Pública Digital “Xumuc Pe”. Fue el puntapié inicial de un proyecto que busca acompañar a las comunidades originarias de San Luis mediante la forestación con especies autóctonas y la adopción de la cultura frutal para cambiar el paisaje de la zona.

Los alumnos de la EPD "Xumuc Pe" aprendieron cómo deben plantarse y cuidarse los árboles para que crezcan de manera correcta.

Los alumnos de la EPD “Xumuc Pe” aprendieron cómo deben plantarse y cuidarse los árboles para que crezcan de manera correcta.

Funcionarios del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción visitaron la Escuela Pública Digital “Xumuc Pe” con el objetivo de iniciar con las tareas de forestación en el establecimiento educativo. El nombre de la institución es en lengua nativa huarpe y significa “hijos del sol”. Allí concurren todos los días 42 estudiantes pertenecientes a las comunidades originarias del noroeste de San Luis.

Las acciones emprendidas por personal del Programa Forestal y Frutihortícola en el mediodía de este jueves, se enmarcan en las propuestas desarrolladas por la cartera en conmemoración del mes del medioambiente. En este caso particular, se trata de un incipiente proyecto que tiene el Ministerio y que busca acompañar a las comunidades originarias de San Luis.

“Hablamos con los integrantes de la comunidad Huarpe para hacer un monte frutal, forestar la escuela y el hospital que se encuentra a su lado. Como acá hay mucho viento, les propusimos hacer una cortina de álamos para contener el viento y que los frutales puedan crecer. La idea es que los chicos pueden autoabastecer la zona y nutrirse de la cultura frutal”, aseguró el jefe del Subprograma Frutihortícola, Juan Lavandeira.

En esta dirección, los alumnos de la escuela aprendieron cómo deben cuidarse los álamos para que crezcan de manera correcta y puedan cumplir con su función de convertirse en una cortina que proteja al monte de frutales.

Luego de la charla se procedió a la plantación de los álamos y los frutales (perales, ciruelos y manzanos) que conformarán el monte. Cada una de estas acciones fue desarrollada en conjunto por personal de la Mosca de los Frutos con los chicos del colegio.

Una vez finalizada la jornada, cada alumno se llevó un algarrobo a su casa para plantarlo junto a su familia. “La idea es incentivar a toda la comunidad para que ellos nos ayuden a cuidar los árboles. En un próximo paso llevaremos frutales a las casas de los chicos para generar una cultura frutal en la zona”, explicó el funcionario.

El proyecto recién está empezando y busca extenderse a todas las comunidades originarias de San Luis: “Hablamos con la comunidad ranquel para hacer un relevamiento y realizar acciones también allí con árboles autóctonos y frutales, esto recién inicia, la idea es sumar más acciones de las que desarrolla el Ministerio. Cada programa que tenemos irá aportando lo suyo para enriquecer el proyecto”, concluyó Lavandeira.

Pascuala Guakinchay: “Nuestros chicos están muy entusiasmados”

De la actividad también participó la cacique de la comunidad Huarpe, Pascuala Guakinchay, quien se refirió a las acciones implementadas en la escuela: “Estoy muy agradecida al Ministerio. Esta plantación nos viene muy bien para cambiarle la mentalidad a los chicos. Ellos nacieron con una cultura basada en el desapego a plantar y sembrar porque no hay mucha agua en la zona y el desierto crece. Ellos nacieron pensando que no íbamos a tener el paisaje con el que todos soñamos. Pero ahora los veo muy entusiasmados. Por eso tenemos que seguir incentivándolos para que cuiden los árboles y para que el día de mañana nuestros ojos se llenen del verdor que ellos nos dan”.

Todas la fotos de la actividad la podés ver en http://bit.ly/1sQ8DzF

 

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Contenidista: Marina Menseguez.