Las bajas temperaturas conllevan una clara merma en el consumo hídrico, lo que por momentos puede ocasionar aumento de presión en las líneas y eventuales roturas de materiales. Por tal motivo, las cuadrillas de San Luis Agua refuerzan su accionar sobre los 3.700 kilómetros de acueductos distribuidos en toda la provincia, incrementando el monitoreo y fiscalización con inspecciones cotidianas.

Válvulas de aire del acueducto Nogolí.

Válvulas de aire del acueducto Nogolí.

En ese marco, durante esta semana la sociedad estatal, conducida por Facundo Domínguez, reforzó las tareas sobre el acueducto Luján, el que ha sido objeto de mejoras con refacciones a la altura de los parajes San Ramón, La Botija, La Virgen y La Serafina,  tramos donde el bajo consumo de agua ocasionó incrementó de la presión en las líneas.

Además, sobre el acueducto San Luis, a la altura de Ruta Nacional Nº 7 entre los km 800 y 808, San Luis Agua efectuó una refacción que permitió optimizar el servicio en las localidades de Salinas del Bebedero y Balde.

Por su parte, en el acueducto Suyuque el accionar de algunos productores de la zona dañó un tramo de la cañería a la altura de La Bajada del Monasterio, provocando la interrupción del servicio, intertanto el personal de San Luis Agua realizó todas las acciones pertinentes de refacción.

 

Nota y foto: Prensa San Luis Agua S.E.

Corrección: Berenice Tello.