El objetivo es coordinar acciones, mediante un documento, para respaldar el pedido de restitución de las Sierras de las Quijadas por parte del Pueblo Nación Huarpe, ante el Gobierno nacional. Los 117 líderes y consejeros de las culturas originarias calificaron al encuentro como histórico.

Los 117 líderes y consejeros de las culturas originarias calificaron al encuentro en Terrazas del Portezuelo como histórico.

Los 117 líderes y consejeros de las culturas originarias calificaron al encuentro en Terrazas del Portezuelo como histórico.

Antes del acto principal, en la alta Plaza Cívica, con las sierras de fondo, los invitados realizaron una humeante y circular ceremonia para pedir permiso y guía a los ancestros. Banderas y música indígena acompañaron la celebración donde cinco líderes agradecieron a la provincia anfitriona.

Emocionante e histórico, así clasificaron al encuentro los casi 120 líderes de las culturas originarias que arribaron a Terrazas del Portezuelo en la fría mañana del viernes.

“Por fin hemos podido encontrar acá la decisión de un gobierno de reconocer y devolver la vida a un pueblo que estaba como desconocido u ocultado por varias razones. Nosotros entendemos que recuperar el territorio es recuperar la vida, la identidad, porque ahí está nuestra historia”, destacó el reconocido cacique de la comunidad qom “La primavera”, Félix Díaz.

Por su parte, el cacique y docente Roberto Sandoval, del Pueblo Nación Charrúa, de Entre Ríos, quien participó en la Primera Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas organizada por la ONU en 2014, señaló: “San Luis está marcando un camino”.

Algunos lideres han visitado la provincia por quinta vez, tal es el caso de la cacique Clara Romero, del Pueblo Nación Qom, de San Pedro, provincia de Buenos Aires, que indicó: “Este encuentro nos enriquece y fortalece para llegar a nuestros lugares y mostrar que hay una isla, que es San Luis, donde se están llevando políticas concretas con respecto a los pueblos originarios”.

La reunión busca respaldar a San Luis en la lucha por la restitución del Parque Sierra de las Quijadas a la Nación Huarpe. Asistieron además representantes de las comunidades diaguita, mapuche, colla, wichi, omahuacha, mocoví, morituve, y rouillon.

“Estamos contentos que esté de vuelta el gobernador y pedimos durante la ceremonia por su recuperación”, dijo Mercedes Soria, lonko de la comunidad ranquel, de Realicó (La Pampa) e integrante del Consejo de Participación Indígena.

Al final de la jornada, cerca de las 19:00, los líderes que asistieron junto a juristas indígenas, difundirán un documento que también dará constancia de las variadas problemáticas que atraviesan las distintas etnias. “Ojalá que salgamos de acá con algo positivo para todos, porque todos estamos luchando por lo mismo: tierra, salud, educación y que se cumplan nuestras leyes”, agregó Soria.

La cacique pidió mayor contacto con las autoridades nacionales y con el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas. “Agradecemos que haya vuelto Alberto (Rodrígez Saá) porque creo que desde acá tenemos otra mirada y otro que nos pone el hombro y nos ayuda”, expresó.

“Ojalá otras provincias se empiecen a contagiar de San Luis”, apuntó la cacique Natalia Hochea de la comunidad comechigón Lic-Sin, del cerro San Lorenzo, Calamuchita, Córdoba.

Durante la reunión que fue declarada de interés legislativo provincial, el fiscal de Estado, Eduardo Allende, disertó sobre el presente de Sierras de las Quijadas. “Parques Nacionales nunca hizo nada en el parque. No sólo no hizo nada sino que han entrado distintos investigadores y han sacado valiosos elementos del parque, que están guardados en una universidad que no es de acceso público. Esto molestó mucho a las autoridades provinciales. Y por otro lado se despojó a los huarpes de los caminos vecinales”, sostuvo.

Luego detalló por qué el Gobierno provincial planteó la expropiación de las 150 mil hectáreas para el Pueblo Nación Huarpe. “Se denunció también ante la Corte Suprema que se está produciendo una matanza indiscriminada de burros salvajes”, aportó.

“La decisión del Gobierno de la provincia ha sentado un precedente en el país, en materia de reparación a las culturas originarias; somos la única provincia que ha tenido una política pública activa y permanente, incluso enfrentándonos al Estado nacional para defender los derechos de nuestras culturas originarias”, indicó Allende.

“El efectivo reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas, además de ser una obligación legal, es un compromiso moral y una reivindicación como argentinos a esta altura que les debemos a todos ustedes y nos debemos a nosotros mismos ante las futuras generaciones”, concluyó.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Justicia, Culto y Transporte, Eduardo Mones Ruiz, repasó la política de Estado para las comunidades originarias en San Luis. Desde 2006, el Gobierno de la provincia firmó actas compromiso para promover el reconocimiento de los pueblos originarios y facilitarles infraestructura para que se desarrollen. Posteriormente impulsó la devolución de hectáreas a los pueblos ranquel y huarpe, y creó el Registro de Comunidades Originarias. Mones Ruiz releyó luego el artículo 11 de la Constitución Provincial, que consagra la preexistencia de todas las culturas originarias que han habitado y habitan la provincia.

El ministro describió que “el proceso legislativo fue muy complejo y llevó cinco años”.

Asimismo, de la bienvenida participaron el jefe del Programa Culturas Originarias, Enrique Cabrera, el lonko de la comunidad ranquel, Daniel Sandoval, y la cacique de la colectividad huarpe, Pascuala Guakinchay. “San Luis les abre el corazón”, indicó Cabrera a los líderes y consejeros.

“Es un día histórico para nosotros y tenemos que escribir nuestra historia”, pidió Pascuala a sus “hermanos” provenientes otros mapas como Chaco, Salta, Jujuy, Neuquén, Mendoza, y San Juan, entre otros.

Guakinchay solicitó trabajar con las mejores energías y reflexionar sobre las problemáticas. “También trabajar sobre la esperanza y los sueños. Porque soñar es el primer paso”, indicó.

“Que este documento sea también una guía a los problemas que tienen los pueblos originarios en todo el territorio de la Nación”, opinó la senadora provincial Gloria Petrino. “Cada uno de los líderes le hizo un reconocimiento muy emotivo al gobernador”, añadió la presidenta provisional del Senado, María Angélica Torrontegui.

Félix Díaz, cacique qom

María Angélica Torrontegui, presidenta provisional del Senado

Gloria Petrino, senadora provincial

Mercedes Soria, lonko ranquel

Natalia Hochea, integrante de la comunidad comechingón

Clara Romero, representante de la comunidad qom

Roberto Sandoval, integrante de la comunidad charrúa

Nota: Matías Gómez.

Fotos: Malvina Urquiza.

Video: Juan Moyano.