Alejandro Ledesma, el puntano por adopción, luchará por el título latino de la Unión Latinoamericana de Luchadores  de Artes Marciales Profesionales (ULLAMP) contra el brasilero Marcelo Barreira. La pelea será el próximo 18 de junio en la localidad santacruceña de Caleta Olivia. A sus 50 años, el hombre de San Luis quiere ponerse el cinturón de campeón.

Alejandro Ledesma luchará por el título latino ULLAMP el próximo 18 de junio.

Alejandro Ledesma luchará por el título latino ULLAMP el próximo 18 de junio.

MMA es una disciplina que explotó a nivel mundial en la última década. En la ciudad de San Luis, en un gimnasio ubicado sobre España y Sucre, Alejandro “Casca Grossa” Ledesma entrena junto a su team y sus alumnos. Con más de treinta años de experiencia en las artes marciales, se ha convertido en un referente dentro de la provincia.

Su equipo, que lleva el nombre de su apodo (“Casca Grossa”), es reconocido y respetado por el ambiente marcial. “A mis alumnos les doy el mismo entrenamiento que realizo yo, soy muy exigente, pero para estar en un nivel de competición profesional necesitas prepararte de la mejor manera; es un entrenamiento muy duro, lo reconozco”, relata Ledesma, a poco más de un mes de subirse al octágono para tomarse revancha.

Resulta que su rival, el brasilero Barreira, es un viejo conocido, “nos enfrentamos en Chile, donde me venció, fue una distracción en la que me llevó al piso y que me costó la pelea, por eso quiero la revancha”. Una segunda parte de esta contienda que se hizo esperar por casi tres años, ya que situaciones contractuales impedían que los luchadores pudieran cruzarse nuevamente.

El hambre de gloria de Ledesma sigue intacto y lo demuestra: “Tengo la certeza de que voy a ganar ese título, quiero ganar el título y traerlo acá a San Luis, ser el primero que se traiga un título de MMA a San Luis”. Sobre su historia, el luchador comentó: “Vengo trabajando con los chicos, representando a San Luis, llevándolos a competir en distintas provincias en el amateurismo, yo representando a San Luis y a la Argentina, ya que he podido pelear en Europa y en los cuatro países limítrofes”.

Arraigado a la provincia, junto a su familia, ha realizado prácticamente toda su carrera en estas tierras. “Hace 20 años que vivo en San Luis, me siento puntano, más allá de mi origen bonaerense, y desde entonces vengo entrenando chicos en kick boxing, muay thai, MMA, tanto en entrenamiento recreativo como competitivo”. El “Casca Grossa” sabe que está frente a la gran oportunidad, con el adicional de que la pelea será transmitida por una empresa norteamericana para todo el mundo, pero es consciente de que el tiempo lo corre, “mi futuro es seguir, siempre y cuando me acompañe el cuerpo, porque ya los años pasan factura, pero si Dios me da la oportunidad, quiero seguir compitiendo”.

 

Nota y foto: Prensa Secretaría de Deportes.

Corrección: Berenice Tello.