La Comisión de Derechos Humanos de Villa Mercedes, a cargo de Fernanda Ábalos, perteneciente al Programa de Derechos y Garantías Constitucionales del Ministerio de Desarrollo Social, realizó este viernes la segunda  jornada con metodología vivencial, teniendo como temática el derecho al juego, entendido como pilar fundamental del desarrollo y fortalecedor de la democracia.

Alumnos del Hogar Escuela “Eva Perón” de Villa Mercedes compartieron una jornada vivencial con miembros de la comisión de DDHH.

Alumnos de Villa Mercedes compartieron una jornada con miembros de la comisión de DDHH.

En esta oportunidad, la actividad se desarrolló en el “Hogar Escuela Eva Perón” (calle 9 de Julio entre Maipú y Madre Cabrini) y estuvo dirigida a los alumnos de 5º y 6º año, quienes fueron preparados en los principios referidos a los derechos humanos, como los del niño, con el objetivo de que actúen como agentes multiplicadores de tales facultades en grados inferiores.

En el taller, que duró aproximadamente dos horas y media, se trabajó en primer lugar sobre los conocimientos y saberes previos de los estudiantes en cuanto a derechos en general.

Seguidamente, se hizo una puesta en común, dividiendo el alumnado en grupos de seis personas para que todos pudieran vivenciar, a través del “juego del aro”, el concepto real de lo que significa el derecho.

“Este juego consiste en reunir a los chicos en círculos, hacerlos que se tomen de las manos y que vayan pasando el aro sin soltarse, ya que si uno se suelta, pierden todos. El aro representa los derechos y el círculo formado entre todos a la sociedad; lo que simboliza que si un chico pierde esas facultades, la que pierde es la comunidad general”, explicó la responsable de área y del taller, Fernanda Ábalos.

Como tarea final, los estudiantes contaron con materiales para realizar afiches publicitarios, para comunicar el concepto y significado de los derechos de todas las personas. Después recorrieron los distintos cursos y grados del colegio, contando a los demás alumnos acerca de su experiencia y los conocimientos adquiridos en el taller realizado de DDHH.

“Fue una hermosa experiencia para ambas partes. Los chicos se divirtieron y aceptaron muy bien esta metodología de juego y aprendizaje. Además surgieron temas como el bullying, la no discriminación y los buenos tratos. En este último, les puse como ejemplo los dedos de una mano, donde todos son diferentes pero útiles para realizar todos los movimientos y tareas”, explicó Ábalos, y concluyó: “Los estudiantes entendieron lo indispensable del respeto entre todos, del trabajo en equipo y de la necesidad de las diferencias”.

 

Nota y foto: Enid García Peanú – Prensa Ministerio de Desarrollo Social.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Pablo Lucero.