El Ministerio de Ciencia y Tecnología, a cargo de Alicia Bañuelos, realizó un estudio que mide el impacto de la digitalización de los sistemas en el Gobierno provincial y determinó que se redujo el consumo de papel en un 88%, que representa un ahorro de casi $13 millones por año desde la implementación del sistema de expedientes digitales en el 2011.

Portal de ingreso del sistema de expedientes digitales Tramix utilizado por el Gobierno de la Provincia.

Portal de ingreso del sistema de expedientes digitales Tramix utilizado por el Gobierno de la Provincia.

Bajo la premisa de que “lo que no se mide no se puede mejorar”, pensamiento de Lord Kevin, la ministra de Ciencia y Tecnología, Alicia Bañuelos, con la colaboración de su par de Hacienda Pública, Natalia Zabala Chacur, inició un estudio que analiza el impacto de la digitalización en los sistemas del Gobierno provincial.

La ministra Bañuelos explicó que primero “analizamos los registros que tenemos en el sistema, como la cantidad de usuarios, la cantidad de expedientes, de actuaciones realizadas y de pases, son números muy importantes, muestran el avance de los sistemas”.

“Luego, con la ministra Zabala Chacur, comparamos la cantidad de resmas de papel que se compraban antes de la implementación del sistema y la cantidad de papel que se compra ahora; durante el 2010, se compraron aproximadamente 176 mil resmas de papel y el año pasado se compraron en el orden de 22 mil resmas. Esto representa un ahorro de papel del 88%”, resaltó.

Bañuelos indicó que este ahorro es equivalente a $13 millones por año, sólo en papel. “Estamos ampliando el estudio para calcular la cantidad de cartuchos de tóner que hemos dejado de gastar, qué cantidad de energía eléctrica hemos ahorrado y con todo esto calcular las toneladas de dióxido de carbono que hemos dejado de emitir a la atmósfera”, detalló.

Cantidad de expedientes digitales generados; desde el 2006 hasta el 2011 corresponden solo a ULP; desde el 2011 se incorporan los del Poder Ejecutivo.

Cantidad de expedientes digitales generados; desde el 2006 hasta el 2011 corresponden solo a ULP; desde el 2011 se incorporan los del Poder Ejecutivo.

“Nuestra huella de carbón está mejor, es decir, estamos más de acuerdo con el medioambiente a partir de la implementación de nuevas tecnologías”, reflexionó.

La funcionaria consideró que la implementación de la firma digital y los sistemas digitales de expedientes no sólo representaron un ahorro de papel, sino que también significaron una mejora en la gestión. “Hoy, un ministro, esté donde esté, puede firmar un expediente; la administración no se detiene por más que no esté en la Casa de Gobierno, porque se puede firmar desde cualquier lugar porque los sistemas lo soportan. Esto significa una mejora de la gestión”, explicó Bañuelos.

El estudio se basa en la información obtenida de los mismos sistemas del Poder Ejecutivo y en los próximos días se invitará al Poder Judicial a realizar el mismo estudio.

La ministra Bañuelos expresó que, durante el fin de semana, algunos medios nacionales informaron sobre los planes del Gobierno nacional para digitalizar la administración central y resaltó que “en San Luis, el Poder Ejecutivo esta digitalizado desde el 2011, cuando se comenzó a implementar el sistema de expedientes, y en el Poder Judicial se empezó en el 2009; la ULP fue pionera en la digitalización comenzando en el 2006”.

“Somos pioneros, tenemos muchos años de experiencia en la digitalización y por ende muchos años de ahorro”, concluyó.

Gráfico de la tabla 1.

Gráfico de la tabla 1.

Nota y foto: Emanuel Lorenzoni – Prensa del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Corrección: Berenice Tello.