El grupo se inició en los prefestivales de El Volcán, hace quince años. En enero llevaron la esencia puntana hasta Cosquín. Folclore fusionado con otros géneros es la propuesta para este martes a las 17:00 en el Salón Blanco.

Marcos Figueroa durante la prueba de sonido anoche en el Salón Blanco.

Marcos Figueroa durante la prueba de sonido anoche en el Salón Blanco.

“Estamos muy felices de ser parte de esta muestra cultural que se ha generado en este lugar hermoso, que es de los puntanos, a fines de acercar a toda la comunidad la música de los artistas locales”, expresó anoche Marcos Figueroa, uno de los vocalistas, mientras de fondo el resto de sus compañeros calentaban los dedos con una base salsera durante la prueba de sonido en el Salón Blanco.

“Somos un grupo de amigos que nos conocimos en el conservatorio musical de Miguel Reynoso y de Raúl Mendoza, dos grandes maestros de la guitarra. También nos unió mucho nuestro amor por la música cuyana. Tenemos pendiente la grabación a nivel nacional y queremos proyectar la banda para mostrar nuestra música puntana, sin perder la esencia, hacia todo el país”, agregó Marcos entre una trompeta jazzera que brotaba del teclado. “Cuesta proyectarse, pero el 80% de los músicos nos dedicamos de lleno a la banda”, dijo.

“Los Alma” tienen quince años de trayectoria. Han actuado en múltiples localidades y festivales de la provincia. Los otros cinco integrantes son Jorge Torres, baterista; César Blanco y Daniel Milone, tecladista y bajista; Fernando Leyes; primera guitarra, ex integrante Algarroba.com; y Leandro Ojeda, en segunda guitarra.

A lo rockstar. La banda fusiona folclore con otros géneros.

A lo rockstar. La banda fusiona folclore con otros géneros.

Entre las últimas e importantes actuaciones del grupo se destacan: Cosquín, el Festival Nacional de la Tonada, en Mendoza, y el Festival del Caldén, en Nueva Galia.

“Nuestro estilo es de proyección folclórica. Tenemos mucha fusión porque buscamos nuevos sonidos”, explicó Figueroa. “Es difícil armonizar pero estamos en la etapa de querer volar y buscar amplitud de sonidos”, apuntó.

En cada escenario que pisan, sobre todo fuera de la provincia, los músicos se proponen transmitir las raíces puntanas. “La identidad musical está en la forma de tocar la guitarra que es a púa y dos voces, en los ritmos como la cueca, el gato, la tonada, los vals”, describió el vocalista, con una distorsionada chacarera eléctrica como telón.

“A su vez, también enriquece la obra de los autores puntanos que estuvo dormida durante mucho tiempo. Los jóvenes, con mucho respeto, la estamos tratando de traer con nuevos arreglos y versiones. Por ejemplo, de las obras de Ricardo Domínguez Arancibia, “Chango” Arce, Alfonso y Zavala, Héctor Montenegro y muchísimos más”, enumeró.

Acerca de la participación en Cosquín, el cantante señaló: “Fue una experiencia muy linda. Tuvimos la posibilidad de estar en la delegación con ‘Litto’ Lucero y La Cautana. Pudimos ser parte de ese escenario que es el sueño de todo músico. Cuando estuvimos arriba teníamos nervios como si fuera la primera vez que tocábamos, pero fue inolvidable hacer nuestra música ahí. El Festival del Caldén también fue hermoso y con mucho profesionalismo”.

Trayectoria y juventud se amalgaman en el sexteto que en enero actuó en Cosquín.

Trayectoria y juventud se amalgaman en el sexteto que en enero actuó en Cosquín.

Marcos detalla que todavía tienen pendiente escribir sus propias canciones. “Pero tenemos nuestro propio estilo en los sonidos o en la forma de tocar la guitarra o en la manera de cantar. Hemos tenido la posibilidad de tocar en lugares muy importantes y ahora hay que mantenerse, que es lo más difícil”, compartió.

“La banda fue un inicio de Fernando Leyes con Alejandro Parrilla y después nos fuimos arrimando. Me acuerdo que empezamos en los prefestivales de El Volcán. Eran ensayos de días y días, en la casa de nuestros padres y los profes”, contó sonriente Marcos.

Actualmente, el grupo se prepara para una peña cuyana en víspera del 25 de Mayo, donde habrá músicos invitados y otras bandas locales. “Hay más jóvenes que se acercan al folclore en San Luis. Estuvo un tiempo dormidito pero ahora se ha activado. Hay mucha movida cultural”, indicó. Atrás, una base rockera se diluía hasta adquirir una nueva forma de folclore.

_¿El público acepta la fusión en el folclore?

_ Hay una resistencia en la región cuyana. En San Luis sentimos el cariño de la gente y el respeto de los músicos. Nuestra propuesta puede ser criticada pero mantenemos la esencia y tratamos de no herir susceptibilidades.

Eran las 23:00 y “Los Alma” continuaban su ensayo. La presentación del sexteto es este martes a las 17:00.

 

Nota y fotos: Matías Gómez.

Corrección: Berenice Tello.