Durante 45 años, el padre de Laura Funes expuso y vendió en la Villa de la Quebrada sus creaciones en cerámica, tarea que ella continúa a modo de tradición familiar por décimo año consecutivo.

Tierra de la zona convertida en arte.

Tierra de la zona, convertida en arte.

La artesana oriunda de Los Molles se confesó “muy feliz de participar y apoyar esta festividad religiosa, que conozco porque primero ayudaba a mi papá en su trabajo, y ahora lo realizo yo con la ayuda de mis hijos”.

Los productos que exhibe para la venta en el Paseo Cultural de Villa de la Quebrada “son hechos con barro cocido, desde esculturas hasta todo tipo de artículos regionales y elementos para jardinería -explicó la artesana-, para lo cual uso tierra de la zona, la cual cocinamos en pozo, es decir con técnicas tradicionales”.

Nota: Alfredo Salinas.

Foto: Malvina Urquiza.

Video: Guillermo Ramón.

Edición: Fernando Testi.

Corrección: Mariano Pennisi.