Técnicos del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción capacitaron a beneficiarios del Plan de Inclusión Social y explicaron cómo deben ser trabajadas las estacas de álamo y sauce. El objetivo es proveer estas especies, de forma gratuita, a los productores de la zona de la Cuenca y combatir el desbalance hídrico con la forestación de plantas que tienen una gran capacidad de absorción de agua.

El objetivo es proveer estas especies, de forma gratuita, a los productores de la zona de la Cuenca y combatir el desbalance hídrico.

El objetivo es proveer estas especies, de forma gratuita, a los productores de la zona de la Cuenca y combatir el desbalance hídrico.

Uno de los ejes principales propuestos por el gobernador de la Provincia, Alberto Rodríguez Saá, al momento de presentar el Plan de Estabilización Hídrica de la Cuenca del Morro fue la forestación. En esta dirección, el primer mandatario explicó que el objetivo es plantar 6.125.000 de árboles en el transcurso de los próximos cinco años.

En este contexto, el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción capacitó esta mañana a 90 beneficiarios del Plan de Inclusión Social en producción de estacas. El objetivo es que la provincia produzca la mayor cantidad de estacas posibles y, luego, éstas sean entregadas a los productores de Villa Mercedes para que foresten sus campos.

Las especies seleccionadas para la producción de estacas son el álamo y el sauce. La elección se debe a que “dentro de la familia de los salicáceos, el álamo y el sauce son las que mejor se adaptan al suelo, necesitan un gran cantidad de agua y tienen un importante poder de absorción. Estas características nos van a ayudar a nivelar el problema del desbalance hídrico en la Cuenca del Morro”, aseguró el jefe del Área Forestación Centro, Pablo Pensotti, uno de los encargados de la capacitación en compañía del jefe del Área Forestación Villa Mercedes, César Debenedetti.

Durante la jornada se explicó que una buena estaca es aquella que está bien lignificada (que posea textura de madera), sin yemas brotadas, que se encuentre derecha, sin heridas ni ataques de insectos, con corteza fresca y un color interno verde amarillento.

Una vez capacitados, los beneficiarios del Plan de Inclusión Social formarán cuadrillas destinadas a la recolección de varillas. “En San Luis vamos a llevar las varillas recolectadas a la ex Colonia Hogar donde tenemos el centro forestal y los viveros. Allí es donde produciremos las estacas que van a tener un largo de 50 centímetros por 1,5 a 3 centímetros de ancho. Las juntaremos en paquetitos de a 100 y las llevaremos al vivero de Villa Mercedes, lugar donde se las entregarán a los productores para que las planten en su campo”, concluyó Pensotti.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista:  Marina Menseguez.