El nuevo campeón argentino de ajedrez absoluto Sub 20 cuenta qué significa este logro deportivo en su carrera como ajedrecista y cómo el apoyo que se brinda desde la Universidad de La Punta al juego ciencia resulta fundamental para animarse a ir por más.

En la tarde del lunes, Pablo fue felicitado en persona por el rector de la ULP, Fernando Salino.

En la tarde del lunes, Pablo fue felicitado en persona por el rector de la ULP, Fernando Salino.

Con una proyección ajedrecística que no conoce de límites, el maestro internacional (MI) Pablo Acosta se consagró campeón argentino absoluto de ajedrez Sub 20 con sólo 16 años. “Este logro significa mucho para mí. Es un orgullo saber que va a quedar en la historia del ajedrez argentino”, asegura el joven salteño, que crece como ajedrecista en las aulas de la Escuela de Talentos, tras ser recibido por el rector de la Universidad de La Punta (ULP), Fernando Salino, en su despacho.

Acosta ya había marcado un hito en el ajedrez argentino cuando se convirtió en el MI más joven de la Argentina en 2014. En esta oportunidad, venció a los 12 máximos exponentes del país en el Campeonato Absoluto, disputado del 20 al 24 de abril en el Club Torre Blanca de la ciudad de Buenos Aires.

“Viví la competencia con muchos nervios. Sabía que era uno de los candidatos a ganar pero no era fácil”, confiesa el joven campeón, quien ganó el derecho a participar de torneos internacionales como el Sudamericano, el Panamericano y el Mundial Sub 20. Además, obtuvo una plaza para un torneo magistral que se realizará en Buenos Aires, donde podrá ganar una norma para el título de gran maestro, su próximo gran objetivo.

Una escuela de talentos, una escuela de vida

Pablo Acosta ingresó a la Escuela de Talentos de la ULP hace un año y medio. Allí encontró entrenamiento intensivo pero también un grupo humano que lo motiva a crecer día a día. “Lo que más destaco de formar parte de la Escuela de Talentos es la ayuda, la confianza y la educación personalizada que nos brindan”, afirma.

“Viví la competencia con muchos nervios. Sabía que era uno de los candidatos a ganar pero no era fácil”, contó el joven ajedrecista.

“Viví la competencia con muchos nervios. Sabía que era uno de los candidatos a ganar pero no era fácil”, contó el joven ajedrecista.

Por eso, esta joven promesa del ajedrez argentino sabe que el título que obtuvo en Buenos Aires es, de alguna manera, un logro compartido: “Le dedico este triunfo a todos los integrantes de la ULP, al rector, Fernando Salino; al secretario de Extensión, Paulino Gómez Miranda; al gran maestro, Pablo Ricardi, y a Claudia Amura. Fue ella quien me dio la posibilidad de formar parte de la Escuela de Talentos”.

Nota: Prensa Universidad de La Punta.

Foto: Axel E. Seleme.

Corrección: Berenice Tello.