Este miércoles, durante un acto que fue realizado en La Toma y presidido por el gobernador Alberto Rodríguez Saá, 271 trabajadores del plan pertenecientes a los departamentos Chacabuco, Junín, Pringles, Ayacucho y San Martín firmaron convenios para comenzar a realizar tareas en diferentes organismos del Ejecutivo provincial. Se suman a los 1.261 suscriptos el pasado lunes y a los 472 del martes. “Es un reconocimiento al esfuerzo”, expresó el primer mandatario.

Firma de convenios de 271 trabajadores del plan pertenecientes a los departamentos Chacabuco, Junín, Pringles, Ayacucho y San Martín.

Firma de convenios de 271 trabajadores del plan pertenecientes a los departamentos Chacabuco, Junín, Pringles, Ayacucho y San Martín.

El acto se realizó en el Colegio “Manuel Belgrano”. “Fue el creador de la bandera argentina, y de esa bandera que nació azul y blanca, tomamos los colores e hicimos nuestra bandera de Inclusión, a la que alguna vez quemaron y por la que siento tanto orgullo”, expresó el gobernador al referirse al prócer nacional y luego de besar el pabellón ajedrezado que identifica a los beneficiaros del Plan de inclusión Social.

Participaron ex beneficiarios del Plan, incorporados recientemente a la Administración Pública; el intendente de La Toma, Francisco Cornejo; vecinos de la localidad, funcionarios, legisladores provinciales y autoridades municipales.

Durante la ceremonia, Rodríguez Saá se dirigió a las personas que firmaron convenios con el Ejecutivo provincial: “Significa que eligieron capacitarse y dejan el Plan de Inclusión al que orgullosamente llamamos ‘pico y pala’ para ser participantes y parte de la Administración Pública provincial. Tendrán el enorme respeto que cada uno de ustedes se merece y del que siempre debieron gozar”.

“En un principio los beneficiarios eran 49.000, llegamos hace cuatro años a 9.000 y vinieron los problemas desde adentro, empezaron a someterlos a la servidumbre, y esto no puede ser porque ellos no hacen servidumbre, entonces decidimos en nuestra cabeza poner en emergencia, apretar el acelerador y buscar soluciones como la que hemos alcanzado hoy en este acto académico”, agregó.

Los más de 2.000 ex beneficiarios del Plan que firmaron convenios para desempeñar funciones en la Administración Pública, lo hicieron en el marco de la segunda etapa de un plan que tiene por objetivo la reinserción laboral de los trabajadores. Esta etapa, tiene un plazo de nueve meses, de abril a diciembre. Durante este lapso, cobrarán un salario de $6.060, gozarán de ART y obra social y comenzarán así su carrera dentro del Estado provincial.

De los 271 trabajadores que se incorporaron hoy, cinco fueron los que firmaron de manera simbólica durante la ceremonia. Por el Ministerio de Turismo y Las Culturas, lo hizo José Neira; por la cartera de Campo, Medio Ambiente y Producción, Miguel Pérez; por Salud, Valeria Barroso; por Ciencia y Tecnología, Mariela Loyola, y por Educación fue Miriam Pelayes quien suscribió.

“Sus jefes los acompañarán y los presentarán a cada uno de ustedes en su lugar de trabajo como los nuevos trabajadores de la Administración Pública”, les dijo el gobernador.

El acto se realizó en el Colegio Nº 3 “Manuel Belgrano” de la localidad de La Toma.

El acto se realizó en el Colegio Nº 3 “Manuel Belgrano” de la localidad de La Toma.

Recordó además los inicios del Plan de Inclusión Social y su posterior desarrollo: “Lo comenzamos hace años porque sabíamos que había miles y miles de puntanos ignorados, en muchos caso con baja autoestima, mujeres de 70, 80 años, que nunca tuvieron oportunidad, hombres que habían perdido el trabajo y no los aceptaban por la edad, chicos con capacidades diferentes a los que se escondía bajo la alfombra, madres solteras, luchadoras por la vida, a las que se les decía ‘no’ cuando solicitaban trabajo, chicos con adicciones a los que la sociedad los empujaba a ser amigos del dealer y separarse de la familia llevando una doble vida, personas con preferencias sexuales distintas, a quienes les quedaba sólo el camino de la prostitución y enfermos terminales”, dijo.

“Encontramos la incomprensión de los de afuera, incomprensión que puso la provincia al borde de la violencia y decidimos votar y el pueblo dijo ‘estamos de acuerdo con el Plan, con la forma en que se ejecuta y con su continuidad hasta que el último trabajador consiga un trabajo mejor’”, agregó.

Posteriormente, se refirió a aquellos beneficiarios que no superaron la etapa de capacitación: “Los que no lo hicieron vuelven al Plan y seguiremos luchando, quedan aproximadamente 5.000 para los que hicimos un plan. En toda la provincia haremos obras importantes y en cada pliego de licitación especificaremos que el trabajador debe ser del lugar y priorizaremos que sean del Plan de Inclusión”, indicó.

“Además, continuaremos con la capacitación y haremos que la Universidad  Provincial de Oficios y el Instituto de Seguridad Pública vengan al lugar donde están los beneficiarios. Queremos también que las universidades provinciales derramen capacitación y empleos para que los hombres y mujeres de San Luis tengan el mejor trabajo”, manifestó Rodríguez Saá.

Finalmente, le expresó un mensaje a la comunidad de La Toma: “Son el corazón de la provincia, haremos un plan estratégico de desarrollo, pleno empleo y calidad de vida, y les voy a pedir a todos que me ayuden para que La Toma se una. Los que se dicen peronistas se tiran piedras, los radicales que son parte del pueblo y piensan distinto y eso es maravilloso, también lo hacen; les digo que no nos tiremos más piedras, y si no votaremos como hicimos con ‘La Pedrera’ y esto será bueno porque la gente no les dejará tirar piedras a los que lo hacen”, expresó.

“Queremos también que las universidades provinciales derramen capacitación y empleos para que los hombres y mujeres de San Luis tengan el mejor trabajo”, dijo el gobernador.

“Queremos también que las universidades provinciales derramen capacitación y empleos para que los hombres y mujeres de San Luis tengan el mejor trabajo”, dijo el gobernador.

Estuvieron también el vicegobernador de la Provincia, Carlos Ponce; la ministra de Desarrollo Social, Alida García Peanú; la ministra de Turismo y Las Culturas, Liliana Bartolucci; el ministro de Educación, Marcelo Amitrano; la ministra de Ciencia y Tecnología, Alicia Bañuelos; el ministro de Gobierno, Justicia, Culto y Transporte, Eduardo Mones Ruiz; el ministro de Campo, Medio Ambiente y Producción, Cristian Moleker; el ministro de Salud, Marcelo Riera; el ministro de Obra Pública e Infraestructura, Felipe Tomasevich y la ministra de Hacienda Pública, Natalia Zabala Chacur.

También estuvieron el rector de la Universidad de La Punta, Fernando Salino; la secretaria de la Mujer #Ni Una Menos, Adriana Bazzano; la secretaria de Deportes, Claudia Amura y el secretario de Urbanismo, Vivienda y Parques, Miguel Ángel Gutiérrez Díaz.

Valeria Barroso, beneficiaria del ministerio de Salud

Nota: Mariela Arrieta.

Fotos: Marcelo Lacerda.

Video: Juan Moyano.

Edición: Martín Micali.

Corrección: Mariano Pennisi.