Fueron las palabras del gobernador, Alberto Rodríguez Saá, al referirse a la capacitación e inclusión de más beneficiarios. Este martes, 472 personas de los departamentos Pedernera y Dupuy, que estaban contemplados en el Plan de Inclusión Social, firmaron convenios para pasar a desempeñarse en diversos organismos del Ejecutivo provincial y recibieron los certificados de las capacitaciones que aprobaron y les permitieron acceder a un trabajo mejor y a un mayor salario.

Más beneficiarios de Inclusión Social pasaron a ser agentes de la Administración Pública.

Más beneficiarios de Inclusión Social pasaron a ser agentes de la Administración Pública.

El acto, presidido por el gobernador, se llevó a cabo a las 11:00 en el teatro del Complejo “Molino Fénix”, en Villa Mercedes, con su auditorio completo. Participando del mismo la ministra de Desarrollo Social, Alida García Peanú; su par de Gobierno, Justicia, Culto y Transporte, Eduardo Mones Ruiz; la titular de la Secretaría de la Mujer #NiUnaMenos, Adriana Bazzano; el rector de la Universidad Provincial de Oficios “Eva Perón”, Joaquín Surroca; el intendente de Villa Mercedes, Mario Raúl Merlo; el senador provincial, Maximiliano Frontera, y otros funcionarios provinciales y municipales.

Tras la bienvenida a los presentes se proyectó un audiovisual en el que se plasmó el objetivo de la iniciativa denominada Convenios de Vinculación Formativa, a través de la cual los beneficiarios del Plan de Inclusión Social pueden realizar cursos que los capacitan a llevar a cabo diversas tareas, tras lo cual, aprobados los mismos, pasan a trabajar en distintas reparticiones de la Administración Pública, cobrando un salario mínimo y permitiéndoles hacer una carrera laboral en el Estado.

De los 472 beneficiarios, a modo de acto simbólico, 6 subieron al escenario para firmar los convenios de trabajo. Karina Verónica Guzmán firmó con el rector Surroca y el titular del Subprograma Mantenimiento y Administración de la UPRO, Luis Gil. Silvia Beatriz Mercau rubricó el documento con la secretaria de Deportes, Claudia Amura, y la jefa del Subprograma Gestión Administrativa, Verónica Di Gennaro. María Luisa Alaniz, con la titular de la Zona Franca y Actividades Logísticas, Graciela Corvalán, y el jefe del Programa Zona de Actividades Logísticas, Diego Pájaro.

Alba Gladys Lucero firmó convenio con la secretaria de la Mujer, Adriana Bazzano, y con la responsable del Programa Protección y Justicia, Susana Torres. Víctor Suárez hizo lo propio con la ministra de Desarrollo Social, Álida García Peanú, y con la titular del Programa Control y Gestión, Verónica Mini. Y finalmente, Claudia Arrieta firmó el convenio con el ministro de Gobierno, Justicia, Culto y Transporte, Eduardo Mones Ruiz, y el director provincial de Registro Civil, Hugo González.

El acto se llevó a cabo a las 11:00 en el teatro del complejo Molino Fénix, en Villa Mercedes.

El acto se llevó a cabo a las 11:00 en el teatro del Complejo “Molino Fénix”, en Villa Mercedes.

Seguidamente, el gobernador Rodríguez Saá entregó a los nombrados ex beneficiarios el certificado de aprobación de los cursos realizados, detalle que le otorgó al acto el carácter de académico.

Cerrando el encuentro, el primer mandatario usó de la palabra: “Ayer (por el lunes), estuvimos en el complejo ‘Ave Fénix’ de Juana Koslay, con más de 1.000 ex beneficiarios; hoy celebramos este acto en Villa Mercedes y mañana miércoles haremos lo propio en La Toma, con los compañeros de los departamentos Junín, Chacabuco, Ayacucho, San Martín y Pringles. En total sumamos 2.000 hermanos que han aprobado el curso de capacitación y hoy pasan a pertenecer a la Administración Pública”.

Rodríguez Saá puntualizó que “el beneficiario de Inclusión Social tiene la obligación de trabajar, pero en lo que quiere, y también la obligación de capacitarse, cumpliendo un horario reducido y sin jefe. Ahora cambia la regla del juego, porque cumplirán un horario, tienen jefe y cumplen con trabajo para el que eligieron capacitarse y por el cual van a percibir un salario de $6.060. Es un reconocimiento y un escalón, por eso éste es un acto académico. Y pedimos que vinieran los ministros y los jefes para que se conozcan”.

Además, el jefe de Estado rememoró los inicios del Plan de Inclusión Social, “que tuvo una dura historia. Lo lanzamos en el 2003 en Villa Mercedes, cuando caminamos y cantamos todos juntos desde el Palacio de los Deportes ‘José María Gatica’ hasta el Río Quinto. Así nos fuimos organizando y cumpliendo tareas. Se fue armando en el tiempo. Luego tuvimos nuestra bandera y también tuvimos nuestras contras, casi violentas; después se votó y comenzó a tener forma. Además en el plan había muchísimas actividades, como bandas musicales, teatro, gastronomía y quienes hacían pico y pala. Después pasó algo feo que estamos remediando, porque algunos personas de la Administración dijeron ‘pobrecito y pobrecita, vení a la Administración, hacé contrato o convenio’, pero al segundo o tercer día los mandaban a limpiar los baños, y así surgió el maltrato y cosas peores, poniendo al beneficiario en una condición de servidumbre”.

“La Constitución Provincial establece que la planta permanente debe ser por concurso, algo que nunca se hizo y creo que es hora de hacerlo, por lo que vamos a establecer la planta y a llamar a concurso para que se presenten”.

De los 472 beneficiarios, a modo de acto simbólico, seis subieron al escenario para firmar los convenios de trabajo.

De los 472 beneficiarios, a modo de acto simbólico, 6 subieron al escenario para firmar los convenios de trabajo.

El gobernador rescató un momento emotivo del acto del pasado lunes en Juana Koslay, “donde me emocioné porque había una chica, María Lorena, que empezó en el plan en aquellas épocas, terminó la secundaria y hoy cursa 5 materias para recibirse de abogada. Humildemente le pedí que fuera mi asesora, porque realmente para mí sería una maravilla que me asesorara en derecho una ex beneficiaria, la doctora María Lorena; casos como el de ella hay muchos”.

“Éramos 49.000, hoy quedarán 5.000 ya que 2.000 han accedido a trabajos mejores. En unos días habrá más trabajo con la construcción del Parque ‘La Pedrera’, ya que en el pliego exigimos que los trabajadores deban ser mercedinos y mercedinas. Muchos beneficiarios hoy se están capacitando en la Universidad Provincial de Oficios. También crearemos brigadas para forestar desde Villa Mercedes, Juan Jorba y Justo Daract hasta el Morro y más allá, para revertir la situación de los ríos nuevos, ya que debemos plantar más de 5 millones de árboles. Creo que si seguimos así y las cosas nos salen bien, a fin de año todos los beneficiarios del Plan de Inclusión Social van a tener un trabajo mejor”.

Testimonios de los beneficiarios

Nota: Alfredo Salinas.

Fotos: Luciano Grangetto.

Video: Juan Moyano.

Edición: Martín Micali.