Tal fue el vaticinio del gobernador Alberto Rodríguez Saá, tras anunciar que pasarán a trabajar en el Estado con un sueldo mínimo.

"Los beneficiarios del Plan de Inclusión Social tendrán un mejor trabajo", dijo el gobernador.

“Los beneficiarios del Plan de Inclusión Social tendrán un mejor trabajo”, dijo el gobernador.

“Actualmente hay 7.000 beneficiarios, de los cuales 2.000 han sido capacitados y en breve tendrán un contrato de trabajo, con lo cual mejorará su situación económica”.

El anuncio lo hizo este miércoles por la tarde, durante una reunión celebrada con periodistas en la Casa de la Música, en Villa Mercedes, donde mantendrá un encuentro en los próximos días con los beneficiarios de esa ciudad.

Nota: Alfredo Salinas.

Foto: Luciano Grangetto.

Corrección: Mariano Pennisi.