Se trata de un hombre de 55 años que vive en la provincia de Buenos Aires, donde habría contraído el virus, y que periódicamente visita la zona de Juana Koslay ya que posee una vivienda en ese lugar. Se encuentra estable y en aislamiento domiciliario. 

El caso fue confirmado por el jefe del Programa Epidemiología, Marcelo Riera, y el intendente de Juana Koslay, Andrés Vallone.

El caso fue confirmado por el jefe del Programa Epidemiología, Marcelo Riera, y el intendente de Juana Koslay, Andrés Vallone.

El Gobierno de la provincia, a través del Ministerio de Salud, ya ejecuta las acciones indicadas por el protocolo en este tipo de situaciones, consistentes en el bloqueo de foco dentro y fuera de la vivienda donde habita el paciente y el cerco epidemiológico en la zona circundante al domicilio.

El caso fue confirmado por el jefe del Programa Epidemiología, Marcelo Riera, durante una conferencia de prensa realizada junto al intendente de la localidad de Juana Koslay, Andrés Vallone.

“El paciente se encuentra estable y en aislamiento domiciliario sin ningún signo de complicación. Fue evaluado en el día de ayer por nuestro equipo de trabajo; en ese marco y a los efectos de garantizar todas las medidas de control me apersoné en el domicilio”, indicó Riera.

El funcionario destacó que por primera vez tanto el diagnóstico como la tipificación se realizaron íntegramente en San Luis gracias a la reciente puesta en funcionamiento por parte del Gobierno provincial de la sección de Biología Molecular: “Detectamos que se trata del serotipo DEN-1, el más leve y que menos probabilidades tiene de hacer la variante hemorrágica”, dijo.

Se conocen cuatro serotipos distintos del virus, pero estrechamente emparentados: DEN-1, DEN-2, DEN-3 y DEN-4.

Según lo indica el protocolo, debe ejecutarse tanto el bloqueo de foco como el cerco epidemiológico: “El primero, consistente en la búsqueda de reservorios de agua y posibles criaderos en el domicilio y peridomicilio, como así también la entrega de repelente DEET al 25% con indicación de aplicación cada seis horas tanto en el paciente como al grupo familiar, ya se realizó”, manifestó el responsable de Epidemiología.

Con respecto al segundo, indicó que ya está en ejecución: “Se realiza dentro de las ocho manzanas circundantes al domicilio, pero en este caso hemos tomado una extensión más amplia con el objetivo de garantizar mayor seguridad”.

Al respecto de las acciones de prevención Gobierno – municipio que se venían realizando, Vallone confirmó que se han intensificado: “Se realizan desde el mes de diciembre y consisten en descacharrado y entrega de folletería en las zonas de mayor riesgo, campañas publicitarias y desmalezado”, expresó.

“La vivienda donde habita el paciente infectado, ubicada frente a un espacio verde -la Plaza Arocena- y la zona circundante se encuentran bien mantenidas pero en las últimas horas se intensificaron las acciones de prevención”, agregó el jefe comunal.

“Estas acciones, en una fase aguda de la enfermedad, nos permiten evitar la posibilidad de contagio que pueda haber por la picadura del mosquito hacia otro ciudadano”, manifestó Riera al respecto.

Por su parte, el jefe de Atención Primaria de la Salud, Héctor Gonzálvez, le recordó a la comunidad la importancia de tomar conciencia acerca del dengue: “Nosotros realizamos las acciones que nos corresponden pero los vecinos deben ayudarnos y colaborar, recuerden que sin mosquito no hay dengue”, dijo.

Video: Héctor Gonzálvez, jefe de Atención Primaria de la Salud

Video: Andrés Vallone, intendente de Juana Koslay

Nota: Mariela Arrieta.

Fotos: Luciano Grangetto.

Video: Guillermo Ramón.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Pablo Lucero.