El “Ciclón” triunfó con contundencia en el Mario Alberto Kempes, con tantos de Fernando Belluschi, un doblete del “Pitu” Barrientos y otro de Nicolás Blandi. Con el 4-0 histórico, los de Guede ganaron el título y entraron en la Sudamericana. Rodolfo Arruabarrena quemó las naves en el entretiempo poniendo a Osvaldo y Gago, pero no pudo cambiar la historia y siguen los cuestionamientos hacia su persona.

San Lorenzo vapuleó a Boca en Córdoba y gritó campeón.

San Lorenzo vapuleó a Boca en Córdoba y gritó campeón.

Histórica paliza de San Lorenzo en Córdoba ante un Boca que quedó en terapia intensiva, luego de un mal verano y la pérdida de un título que hubiera servido para cicatrizar las heridas por las derrotas con River. Los de Boedo tiraron piñas en los instantes justos y gritaron “campeón”.

Arrancó mejor el conjunto de un Pablo Guede bastante cuestionado en la previa, por dejar afuera de la lista al Pichi Mercier. Angeleri tuvo una ocasión inmejorable pero la tiró por arriba a la salida de una pelota parada. El “Xeneize” tardó en acomodarse, pero lo emparejó y tuvo una muy clara en los pies de Tevez, quien la envió afuera tras un bochazo del Cata Díaz, el que más generó peligro por esa vía. Cauteruccio desperdiciaría un mano a mano y después, una obra de arte…

A Fernando Belluschi le había quedado un poco alejada la pelota del pie, pero no dudó en sacar un sablazo tremendo con la inhábil y le sacó telarañas al ángulo. En vano voló Orión, que saldrá en las fotos de uno de los mejores goles del año, sin lugar a dudas. Lavado de cabezas y modificaciones en el vestuario boquense: a la cancha, para romper el molde, Osvaldo y Gago.

Jamás lograron entrar en juego y solamente se destacó el ex Porto, con una gran habilitación para Meli, quien despilfarró una de las pocas aproximaciones de los suyos en el complemento. “El Ciclón” ajustó sus líneas pero no se metió atrás y, agazapado, esperó por su momento.

Sería en un contragolpe, con ventaja numérica, para que Barrientos –recién ingresado- le mintiera un pase a su marcador y estirara la diferencia. Pero lo más lindo del “Pitu” llegaría más tarde, con un tiro libre hermoso que se coló entre la unión de los caños. ¿Encuentro liquidado y a otra cosa? Para San Lorenzo faltaba cerrar con moño una goleada memorable que alargó aún más la paternidad. Blandi aplicó la ley del ex, no celebró, pero hizo delirar a los “Cuervos”.

Tremendo golpe para Rodolfo Arruabarrena, quien se la jugó con una línea de tres que no dio resultados (a Peruzzi lo sacó en el entretiempo y Silva volvió a tener un bajo rendimiento) y necesita ganar cuanto antes para calmar las aguas. Carlos Tevez, nuevamente estuvo ausente sin aviso: fastidioso, peleó más de lo que jugó. ¿Un aliciente? Las molestias en una rodilla no las sintió.

San Lorenzo sumó un trofeo a sus vitrinas, pero además se clasificó a la Copa Sudamericana que se disputará en el segundo semestre de este año y agrandó sus arcas, con 3 millones de pesos.

Nota y foto: Playfútbol.