Sentado en el habitáculo ensamblado al manillar de la bicicleta, Scott se pasea junto a su dueño Walter Guevara. El caniche blanco lleva poco más de dos años recorriendo las rutas de San Luis junto a su fiel amigo y compañero. Esta es la historia de amor y deporte de dos aventureros.

La historia de Scott: el caniche deportista.

La historia de Scott: el caniche deportista.

Todo comenzó hace poco más de 10 años cuando Walter Guevara comenzó a transitar las rutas de la provincia y a compartir diferentes actividades recreativas y deportivas con los perros, sus fieles compañeros.

En un primer momento fue Felipe, el padre de Scott, que junto a Walter participó de las primeras 8 ediciones del Tour de San Luis, acompañando la competencia y haciendo las delicias de los espectadores que veían el paso de la pareja. “Felipe era extraordinario, muy compañero y recuerdo que cuando se acercaba alguien para sacarle una foto, se ponía en pose”, recordó.

Hace dos años, Felipe desapareció y Walter no pudo recuperarlo, pero se aferró a los caniches: Scott, Dulce, Otto y Tomy.

Scott es un caniche de 2 años y siete meses que acompaña a Walter en bicicleta por toda provincia.

Scott es un caniche de 2 años y 7 meses que acompaña a Walter en bicicleta por toda provincia.

Hoy, Scott, con 2 años y 7 meses, acompaña a Walter por toda provincia recorriendo distintos paisajes. “Es muy parecido a Felipe y la gente se lo confunde”, dijo con una sonrisa y agregó: “Andar con Scott es lo mejor que hay”.

El pequeño caniche de color blanco se apoya con sus patas traseras sobre la base del habitáculo y con sus extremidades delanteras sobre el manillar de la bici, desde ahí observa todo lo que pasa a su alrededor. Usa unos lentes negros y una gorra de color roja que le dan un toque de glamour. En la gorra tiene dibujadas dos estrellas, símbolo de su experiencia en el Tour. Además, tiene un traje de ciclista en el cual guarda su alimento para cuando salen a pasear, “llevamos cereales, turrones, un gel y mucha agua”, detalla Walter.

Walter confesó que disfruta mucho de los momentos junto a su mascota, que más que mascota es su amigo. “A Scott le gusta que el viento le dé en las orejas, eso lo pone muy contento”, comentó. La inseparable pareja no sólo comparte la actividad ciclística, sino que también disfruta de salir a correr y hasta de andar en kayak. “Hacemos muchas cosas juntos”, sintetiza.

Walter y Scott comparten también paseos en kayak por los lagos de San Luis.

Walter y Scott comparten también paseos en kayak por los lagos de San Luis.

Este lunes comienza una nueva edición del Tour de San Luis y seguramente los espectadores se encontrarán en alguna ruta con la singular dupla que siempre está dispuesta a sacarse una foto y a recibir el cariño de la gente.

Nota: Jorge Gallego.

Foto: Malvina Urquiza – Gentileza web.

Contenidista: Cecilia Sosa.