Fue luego de la última reposición del año de tres caprinos a un productor del paraje El Balde. Con estas acciones, llevadas adelante por el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción, se ayuda a los pequeños y medianos productores a consolidar su desarrollo y asegurar la sanidad de todos sus rodeos.

A partir de esta iniciativa, se ayuda a los pequeños y medianos productores a consolidar su desarrollo y asegurar la sanidad de todos sus rodeos.

A partir de esta iniciativa, se ayuda a los pequeños y medianos productores a consolidar su desarrollo y asegurar la sanidad de todos sus rodeos.

Técnicos del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción arribaron este domingo al paraje El Balde para llevar adelante la reposición de tres caprinos a un pequeño productor del departamento Belgrano. Se trata de nuevos animales sanos, de raza y genética mejorada, criados en el Módulo Genético Caprino, ubicado en “Sol Puntano”. Los mismos llegan para reemplazar a los ejemplares detectados positivos a brucelosis caprina.

En el marco de esta acción sanitaria, el jefe del Programa Producción Agropecuaria y Arraigo Rural, Martín Rodríguez, manifestó: “No cabe duda de que el departamento Belgrano es uno de los más emblemáticos en la producción caprina de San Luis, por eso el abordaje de las enfermedades que impactan de manera directa en la producción y la salud pública se vuelve una tarea fundamental”.

La reposición de cabras en el paraje marcó la culminación de un ciclo de abordaje múltiple desarrollado desde el Ministerio. A lo largo de los últimos años se trabajó en el diagnóstico, segregación de seroreaccionantes y reposición con caprinos sanos. Además, estos animales representaron un salto de calidad para los productores que, a partir de la incorporación de nuevos ejemplares, agregaron valor a su producción.

Según Rodríguez, ahora las metas son nuevas: “Nuestro próximo desafío es solicitar el reconocimiento de este estatus sanitario del departamento Belgrano a instituciones nacionales”.

Con foco en erradicar la brucelosis caprina, el trabajo desarrollado a lo largo de estos años en el departamento Belgrano incluyó también el análisis coproparasitológicos, de toxoplasmosis, leptospirosis y herpesvirus. Además se trabajó con caninos en lo que respecta al control de hidatidosis.

“Sin dudas, existe un antes y un después en el control de enfermedades de impacto en nuestras cabras, que se reforzará en los próximos años, extendiéndose a otros departamentos”, concluyó el jefe de Programa de la cartera ministerial.

Nota y foto: Lucas Mirábile – Prensa Ministerio Medio Ambiente, Campo y Producción.

Corrección: Berenice Tello.

Contenidista: Cecilia Sosa.