En San Luis, una de cada dos familias es propietaria de una vivienda. En 32 años se habrán entregado un total de 68.300 casas. El gobernador de la Provincia, CPN Claudio Poggi, y el ex presidente de la Nación, Adolfo Rodríguez Saá, fundador de la política habitacional sanluiseña, acompañaron a 296 flamantes dueños que recibieron las llaves de sus casas. Por la lluvia, el acto se desarrolló en el Palacio de los Deportes “José María Gatica” en Villa Mercedes. En total son 904 integrantes los que habitarán estas viviendas, de los cuales 395 son niños y hay dos personas con discapacidades. En un clima de fiesta y mucha alegría, casi 300 familias escribieron un nuevo capítulo en sus vidas, el del techo propio y digno.

296 familias mercedinas recibirán las llaves de sus viviendas.

296 familias mercedinas recibirán las llaves de sus viviendas.

 

La ciudad de Villa Mercedes vivió un día histórico, 296 familias comenzaron a escribir un nuevo capítulo en el libro de sus vidas. Mujeres, hombres y niños puntanos, nacidos o por adopción, se congregaron a las 18:00 en el Palacio de los Deportes “José María Gatica”.

Estuvieron también Liliana Negre de Alonso, compañera de fórmula presidencial de Adolfo Rodríguez Saá por Compromiso Federal; el vicegobernador de la Provincia, Jorge Díaz; la ministra de la Vivienda, Cecilia Lucero; el ministro de Educación a cargo de la ULP, Marcelo Sosa; el ministro de Seguridad, Diego Pagella; el intendente local, Mario Merlo; el secretario general de la CGT, Carlos Ponce;  dirigentes, legisladores y trabajadores del Sindicato Plástico y la UOCRA.

El primer gobernador sanluiseño en el retorno de la democracia fue Adolfo Rodríguez Saá, fundador de la política habitacional que permitió, desde 1983, que miles de familias pudieran acceder a su techo propio, urbanizado y digno a través de cuotas accesibles. Más de 194 mil niños habitan en viviendas construidas por el Estado provincial.

Ante una lluvia de papelitos multicolores y con el sonido de los bombos, comenzó su mensaje, a las 18:10, el cinco veces gobernador de la Provincia de San Luis, Adolfo Rodríguez Saá: “Hace muchos años, un día empezamos a amasar un sueño, era una utopía, cumplir con nuestra Constitucional Nacional que dice que cada familia tiene derecho a tener una vivienda digna. Y me dijeron ‘pero es una utopía, es difícil de cumplir’, estudiamos el tema y asumimos el compromiso, dimos nuestra palabra en 1987 de que íbamos a construir una casa para cada familia que se inscribiera y que aspirara a tener un techo digno”.

El candidato presidencial por Compromiso Federal relató los inicios de los planes de vivienda: “Había 8370 inscriptos en el Instituto Provincial de la Vivienda y licitamos 8370 casas, eliminamos ese día la politiquería, nunca más un inscripto iba a tener que pedir que por favor le adjudicaran a él; el 100% de los inscriptos iba a tener su casa propia y digna”. Luego dijo: “Creíamos entonces que íbamos a tardar cuatro años, tardamos dos, entregamos las 8370 casas, abrimos una nueva inscripción y se inscribieron aproximadamente 3500 familias, licitamos 3500 casas y en el año 89 entregamos el cien por cien y habíamos cumplido nuestro mandato adjudicando el cien por cien de los inscriptos. Cada familia tenía su casa propia, eran los abuelos y los padres de muchos de ustedes”.

En otro párrafo de su discurso, ante cientos de familias mercedinas, Rodríguez Saá manifestó: “Fueron pasando los años y los gobiernos, y la provincia de San Luis siguió cumpliendo, llevamos más de 60 mil viviendas construidas y entregadas”.

El gobernador Claudio Poggi, junto a las casi 300 familias escribieron un nuevo capítulo en sus vidas, el del techo propio y digno.

El gobernador Claudio Poggi, junto a las casi 300 familias escribieron un nuevo capítulo en sus vidas, el del techo propio y digno.

“Después que terminé mi mandato, la gobernadora Alicia Lemme siguió construyendo casas y cumpliendo la utopía y el sueño de que cada uno tuviera su vivienda propia; después vino el Alberto y también cumplió y vino Claudio Poggi, inscribió y cumplió. Y seguiremos cumpliendo en San Luis; yo expreso ahora un sueño: ¿Y si lo hacemos en toda la Argentina? San Luis es la única provincia que cumple con el mandato constitucional de que cada familia tiene derecho a una vivienda digna, acá no hay ni asentamientos irregulares ni villas de emergencia, no hay barrios sin agua potable, cada uno de los barrios tiene todos los servicios y ya va llegando también el pavimento, la plaza, la escuela, el hospital”, sostuvo el actual senador nacional.

Más adelante dijo: “Las familias en San Luis pueden comer en familia, el papá, la mamá, los hijos, transmitir los valores, defender la Puntanidad, defender la Argentinidad, defender los valores de nuestra cultura, este es el camino. Yo le planteo a la Argentina que tenemos una oportunidad, este 25 de octubre tenemos una oportunidad, no demos un cheque en blanco, solamente palabras, promesas que se las lleva el viento, exijamos que haya un programa, que haya un compromiso que podamos reclamar todos los argentinos. El 26 de octubre, sea cual sea el resultado, voy a proponer que hagamos un acuerdo por la Argentina para que el 22 de noviembre en el ballotage no elijamos a un hombre, sino que elijamos un programa que nos garantice a todos los argentinos cómo vamos a erradicar la pobreza y en qué tiempo, para que nadie más tenga que sufrir porque sus hijos tienen hambre; que haya pleno empleo, que todos tengan derecho a tener un trabajo digno, que toda la economía productiva del país, que la lechería, ganadería, agricultura, horticultura, los limones, el arroz, el algodón, las ovejas, que toda la actividad económica de la Argentina, que la industria como lo logramos en San Luis, dé trabajo a todos los habitantes del territorio de la Patria”.

“Yo sé que a los señores que viven alrededor del Obelisco le gusta hacer promesas y después nos desprecian a los hombres y mujeres del interior de la Patria; por eso planteo que hagamos un acuerdo, que lo firmemos todos, entonces no importa de dónde son, importa lo que van a hacer, porque a nosotros nos enseñó nuestro líder, Juan Domingo Perón, que primero está la Patria, después el movimiento y por último los hombres”, subrayó Rodríguez Saá.

Finalmente, afirmó sentir “una enorme alegría de compartir con las familias mercedinas, este hermoso acto de entrega de viviendas que tantas veces hemos realizado. Familias con muchos hijos, madres solteras, familias con hijos discapacitados, familias jóvenes, recién casados; todos con el mismo derecho, por el solo hecho de ser puntanos y argentinos tienen derecho a tener su casa en esta tierra bendita de la provincia de San Luis. Gracias a todos, a los funcionarios, a los amigos, a los compañeros que durante todos estos años han sabido trabajar con honestidad y rectitud a favor del pueblo argentino”. Para concluir los instó “a seguir trabajando con el mismo compromiso, gracias San Luis, gracias Argentina”. Inmediatamente dio inicio la entrega de los contratos de adjudicación y respectivas llaves.

El frío provocado en parte por la nevada que sorprendió esta mañana a los vecinos de las zonas serranas de la Sierra de los Comechingones y el Tomolasta, no tiñó un día que tuvo el calor de la alegría y emoción de sanluiseños que pudieron cumplir el sueño de la casa propia en la provincia que los vio nacer o los adoptó.

Villa Mercedes, la ciudad de las 100 guitarras, el Río Quinto y la Calle Angosta, es cabecera del departamento Pedernera y la segunda en importancia, por cantidad de habitantes, después de la ciudad de San Luis. Tradicionalista y de pintorescas construcciones, cuenta con 111.391 habitantes, según el último censo, lo que representa un incremento del 15% respecto al estudio anterior del INDEC.

Este 9 de octubre, para 296 beneficiarios de los planes Progreso y Sueños no fue un día más. La lluvia trajo un nuevo comienzo para casi 300 vecinos mercedinos. Este viernes familias enteras celebraron juntas el hecho de tener un nuevo hogar.

En total son 904 integrantes los que habitarán estas viviendas, de los cuales 395 son niños y hay dos personas con discapacidades. Entre las familias, se encontraba la conformada por Nadia Camargo, de 25 años, de profesión comerciante y Joaquín Oviedo, de 28 años, quien trabaja en el INTA. Son papás de Antonella, la pequeña que se encontraba sentada en medio de los dos. “Apenas pase la lluvia nos mudaremos. Tener un techo es concretar el 75% de tu vida, es lo mejor que le puede pasar a una familia, más cuando tenés hijos porque sabés que les dejás algo a ellos”, relató el joven matrimonio.

En un clima cargado de sensaciones y con música festiva, en el “José María Gatica” todo era alegría. Alejandro Ortiz (32) está casado con Fernanda Muñoz (30), la pequeña Emilia de tres semanas, a pesar del bullicio, dormía plácidamente en los brazos de su mamá, además son padres de Valentín, de 11 años, quien “no vino porque tenía básquet” contó Alejandro y luego describió el significado del momento para ellos: “Esto es progreso para nosotros, vamos a poder crecer como familia, antes vivíamos de prestado en lo de mi papá y ahora arrancamos de vuelta, con todo”.

Otro de los flamantes dueños de casa es Damián Sosa (30), se hallaba sentado junto a su hija Guadalupe, de 11 años, y su esposa Verónica Farías. El matrimonio contó que hace cuatro años que pagaban una cuota que les resultó muy accesible para tener su vivienda. “Nos mudamos hoy mismo, esto es un sueño cumplido, desde lo material, nuestra hija tendrá un mejor porvenir, estamos felices, celebramos como familia”.

Las historias de esta tarde tenían sacrificio, perseverancia y ganas de progresar. Una de las más emocionadas en las gradas de la parte derecha del escenario era Norma Leal, una mamá de 36 años que nunca bajó los brazos. En su mirada había lucha y deseos de superación, a su lado se encontraba Brenda, de 15 años, su hija más grande es Jennifer (17). Con una emoción que no intentó disimular y con ojos vidriosos describió: “Siempre anduvimos de acá para allá, alquilando en un lado y otro, ellas crecieron así, ahora vamos a echar raíces, será un refugio para nosotras, acá comienza nuestra verdadera vida”.

En San Luis acceder a una casa propia es una realidad palpable desde el año 1983. A fin de año, la suma total de viviendas entregadas será de más de 68.300, una política habitacional que lleva 32 años ininterrumpidos.

Video: Dr. Adolfo Rodríguez Saá

Video: Dr. Adolfo Rodríguez Saá – Nota

Video: Adolfo Rodríguez Saá entregó las viviendas a 296 familias mercedinas

Nota: Cecilia Sosa.

Fotos: Marcelo Lacerda / Jesica Flandes.

Video: Sergio Nieto.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Emilce Martínez.