A las 18:00 comenzó el acto durante el cual los adjudicatarios recibieron las llaves y contratos de sus casas. Son 600 dueños que concurrieron acompañados por sus familias. Rostros cargados de esperanza y ansiedad fueron la postal que más se repitió en esta tarde de viernes. Los últimos rayos de sol rebotaban en los quebrachos y algarrobos que eran testigos mudos del histórico día. La ceremonia se llevó a cabo en el Complejo Habitacional Serranías Puntanas, en la zona sur de la ciudad de San Luis. Hoy, estas familias escribirán una nueva página en sus vidas y transitarán nuevos sueños y vivencias. Desde 1983 el Gobierno de la provincia lleva entregadas, en total, 62.397 viviendas; en San Luis se entrega una casa cada cuatro horas.

Con la presencia de Adolfo Rodríguez Saá y el gobernador Poggi, 600 familias reciben sus casas.

Con la presencia de Adolfo Rodríguez Saá y el gobernador Poggi, 600 familias recibieron sus casas.

La política habitacional es una de las características que distinguen a San Luis del resto del país. Comenzó a impulsarse en el año 83, con el retorno de la democracia y el primer gobierno de Adolfo Rodríguez Saá. Desde entonces, los puntanos pueden acceder a su casa propia mediante cuotas accesibles. A fin de año serán 68.390 las viviendas entregadas en todo el territorio provincial.

A las 18:17 y ante una lluvia de papelitos multicolores, Adolfo Rodríguez Saá se dirigió a los vecinos de la ciudad de San Luis. Al gobernador de la Provincia, CPN Claudio Poggi le dijo: “Gracias, porque nos hacés vivir un día de enorme emoción y seguramente todo San Luis, cada uno de los puntanos, recordará hoy el momento en que ellos, sus padres o sus abuelos recibieron su vivienda de un Gobierno que desde 1983 se encuentra invicto y victorioso”.

Del acto, además de los futuros dueños y sus familias, participaron intendentes, legisladores provinciales y nacionales, ministros y funcionarios del gabinete provincial; trabajadores de la UOCRA y familias del Barrio 500 Viviendas que hace unos meses viven en la zona.

Más adelante, el candidato presidencial afirmó: “Hoy levantamos las banderas de nuestro partido, la justicia social, la independencia económica y la soberanía política. Entendimos que la justicia social era como nos enseñó Perón, gobernar es crear trabajo. Hicimos en San Luis la más grande industrialización de fin de siglo, en ningún lugar del país hubo una revolución de tal magnitud y con tanto éxito como en San Luis”.

“Cuando solucionamos el problema del empleo, en una provincia donde no había obreros industriales, empezamos el más grande plan de justicia social, cumplimos con el sueño de que cada familia tuviera el derecho a tener una vivienda propia y digna, parecía imposible pero con esfuerzo lo conseguimos”, sostuvo Rodríguez Saá y luego continuó: “Muchos de los que hoy recibirán su vivienda son nietos de aquellas generaciones de puntanos que recibieron su casa cuando comenzamos con este plan de vivienda, hace más de 30 años”.

“Los bancos lucran con el esfuerzo, el trabajo y el sueño de los argentinos, los dirigentes se tienen que hacer cargo, la justicia social es tener una casa propia y digna, ese es el esfuerzo, esa debe ser la convicción. Cumplimos con el mandato de Perón y Evita desde 1983, sin prebendas, sin exigencias, sin mirar el color político, sin politiquería, el 100% de los inscriptos ha tenido la vivienda que soñó. En las otras provincias creen que no se puede pero si miran a San Luis sí se puede pero tienen que gobernar de forma ininterrumpida levantando las banderas peronistas con orgullo y cumpliendo, prometimos viviendas y trabajo, y cumplimos”, dijo Rodríguez Saá.

En San Luis, desde 1983, el Gobierno de la provincia lleva entregadas 62.397 viviendas.

En San Luis, desde 1983, el Gobierno de la provincia lleva entregadas 62.397 viviendas.

Hoy se entregaron 600 casas que los adjudicatarios han visto construir, han podido seguir los avances en cada visita de obra. Desde esta tarde comienzan a vivir 2035 personas, de ellas 1025 son niños, “los únicos privilegiados son los niños y los ancianos”, dijo Rodríguez Saá. De estas familias, 25 son las que tienen un integrante con discapacidad.

Además, fueron adjudicadas 201 madres solteras “que desde el Gobierno del Alberto (Rodríguez Saá) tienen plenitud de derecho con el Plan de Inclusión Social y Claudio Poggi les permitió el acceso a la vivienda. En San Luis la palabra empeñada se cumple, mejor que decir es hacer y mejor que prometer es realizar, este es el peronismo exitoso, victorioso e invicto. Por eso les pido que nos voten el 25 de octubre, que los peronistas voten por Compromiso Federal para que podamos mantener las banderas históricas de la justicia social en lo más alto de los mástiles”, aseveró el candidato de Compromiso Federal.

Por último, para destacar el significado de tener el techo propio, Rodríguez Saá sintetizó: “En la casa propia formamos el hogar, la familia, transmitimos a nuestros hijos valores y de ahí defendemos a nuestra patria, a nuestro país. Gracias San Luis por darme la oportunidad de mostrarle al país lo que somos capaces de hacer los argentinos”.

La tarde rondaba los 20ºC, las nubes jugaban en el cielo, la música le ponía ritmo y color al día. Una hora antes las familias comenzaron a llegar, se ubicaron en sillas blancas dispuestas frente al palco central, decorado con globos multicolores, en los laterales lucían dos pantallas gigantes para que nadie se perdiera ningún detalle.

Los niños correteaban entre ejemplares de quebrachos y algarrobos, ese lugar se convertirá en su espacio de juegos a partir de ahora. Los más pequeños descargaban la adrenalina en los peloteros, además había carpas con refrigerios.

Daniela Romero, de 32 años, era una de las flamantes propietarias, estaba sentada en la fila del medio, junto a su marido Víctor y sus hijos Agustín (14) y Santiago (4). “Alquilamos hace muchos años, somos nacidos y criados en San Luis, hoy la emoción nos ganó a todos, es un cambio en todo sentido”, resumió el matrimonio que a partir de ahora tendrá un ingreso extra al bolsillo pues se ahorrarán el dinero del alquiler.

Desde la recuperación de la democracia, en 1983, de lunes a lunes en San Luis se entrega un promedio de seis casas por día, es decir una casa cada cuatro horas. Las personas pueden acceder a la casa propia mediante una cuota accesible, los planes lanzados por Adolfo Rodríguez Saá eran de $60 y $90 y los de hace cuatro años a la fecha son cuotas fijas de $350 y $500 a pagar en 300 cuotas, es decir 25 años.

Julio Ledezma se encontraba junto a su señora Carina y sus hijos Tamara, de 9 años, Jocelin (7) y Lucas (3). “Hace dos años y medio que pagamos la cuota, al fin llegó el gran día, mañana mismo nos mudaremos”. Otra de las familias adjudicatarias es la de Cristian Salinas, casado con María Erica Ramírez, son padres de cuatro hijos: Bianca de 7, Valentín de 4, Estefanía de 2 y la pequeña Malena de 2 meses. “Los chicos son los más ansiosos, ellos vinieron con nosotros en cada visita de obra, ahora va a ser todo un tema que elijan sus habitaciones”, bromeó el padre de familia.

Para acceder a los planes habitacionales se realizan inscripciones masivas, a partir de ahí los preadjudicatarios comienzan a pagar su cuota, la Provincia licita las obras y las adjudicaciones se realizan con un criterio transparente de priorización. Son construcciones seguras, dignas, de materiales sólidos.

“La vivienda consolida la familia, consolida el hogar, le da tranquilidad a la familia”, repite en cada ocasión el gobernador Poggi. Esta política también repercute en la competitividad, las industrias, los comerciantes, los empresarios; además, alienta la inversión privada porque genera trabajo.

La mitad de la población de San Luis es propietaria de una casa a partir de estos planes, y la contracara es que la mitad de la población de la Argentina no tiene vivienda propia y/o digna, este dato parte del déficit nacional de 6.000.000 de viviendas.

El modelo San Luis, iniciado por el exgobernador, Adolfo Rodríguez Saá, solidificó el crecimiento de una provincia hasta convertirla en paradigma, con políticas únicas y progresistas. Es así que luego, durante los mandatos de Alberto Rodríguez Saá y del actual gobernador de la Provincia, CPN Claudio Poggi, la política habitacional se convirtió en uno de los pilares fundamentales.

Más de 194 mil niños habitan en viviendas construidas por el Estado de San Luis.

Más de 194 mil niños habitan en viviendas construidas por el Estado de San Luis.

Viviendas dignas, trabajo y progreso en números:

En San Luis, desde 1983, el Gobierno de la provincia lleva entregadas 62.397 viviendas. En los últimos cuatro años, han sido 7007 las viviendas entregadas, y en construcción hay 6530. Al finalizar este 2015, se estima que se habrán entregado más de 13.000 viviendas en los últimos cuatro años. Lo que suma un total de 68.390 viviendas, en 32 años.

Más de 194 mil niños habitan en viviendas construidas por el Estado de San Luis. El 24% de las viviendas fueron adjudicadas a jefas y jefes de hogar y 30 mil niños habitarán las viviendas en las 13 mil casas que serán entregadas.

En la construcción de cada vivienda trabajan cuatro obreros, lo cual significa que aproximadamente 250 mil personas trabajan y han trabajado de manera directa en la construcción de casas del Estado. Esto, sumado a los puestos de trabajo indirectos que genera el sector, hace que en la actualidad, la Provincia se posicione con el 1,4% de desocupación.

Además, teniendo en cuenta que la cantidad de viviendas entregadas por día durante estos 32 años es de aproximadamente 6 y que cada 4 horas se entrega 1 casa, es que surge un informe de construcción de la Consultora Economía y Regiones, que señala que en el mes de julio, San Luis fue la provincia que más aumentó el consumo de cemento.

Video: 62.397 viviendas

Video: Desde hoy, 600 familias puntanas viven en su propia casa

Video: Soledad, adjudicataria

Video: Verónica, adjudicataria

Nota: Cecilia Sosa.

Entrevistas: Cinthia Agüero Patafio / Emanuel Lorenzoni / Jorge Gallego.

Fotos: Marcelo Lacerda / Malvina Urquiza.

Video: Juan Moyano / Sergio Nieto / Gabriel Pascuali.

Corrección: Mariano Pennisi.