El funcionario dialogó con el personal para conocer sus modos de trabajo y escuchar sus inquietudes. También se reunió con los trabajadores que hacen el mantenimiento del Parque IV Centenario.

El ministro Hissa visitó a los cooperativistas que conservan el predio de “El Ave Fénix”

El ministro Hissa visitó a los cooperativistas que conservan el predio de “El Ave Fénix”.

Los integrantes de la Cooperativa Servicios Integrales Puntanos recibieron este jueves por la mañana la visita del ministro de Inclusión Social, Gastón Hissa, quien aprovechó para conocer en detalle las tareas y los pormenores de la actividad que realizan. La sociedad, que está integrada por ex beneficiarios del Plan de Inclusión Social, se encarga del mantenimiento general del complejo deportivo “El Ave Fénix”, ubicado en la ciudad de Juana Koslay.

“La idea fue conversar, saludarlos e interiorizarme sobre lo que realizan diariamente, como así también escucharlos y entrar en contacto con sus inquietudes. Fue una gran satisfacción conocerlos y tuve la oportunidad de felicitarlos por la tarea que llevan a cabo”, comentó Hissa.

El ministro también indicó que en la jornada asistió al Parque IV Centenario para conocer a los asociados de las cooperativas Valle Puntano y Parque Soñado, encargadas de conservar ese espacio verde.

“Las cooperativas son un acierto muy grande porque ofrecen una buena salida laboral en un trabajo que los exbeneficiarios conocen muy bien, como es el desmalezado, la forestación y el mantenimiento general de distintos espacios. La diferencia es que, en este caso, están organizados y en el marco de sus propias empresas”, aseveró Hissa.
Además, resaltó que “el excelente estado de los predios visitados muestra la efectividad de las cooperativas para cumplir con sus tareas”. Y adelantó que seguirá con este tipo de visitas “para dialogar y conocer las circunstancias de cada emprendimiento de los cooperativistas”.

Inserción laboral con emprendimientos propios:

Los beneficiarios del Plan de Inclusión Social que deciden armar sus propias cooperativas reciben la correspondiente capacitación: asisten a varios encuentros sobre el concepto general de asociación y su régimen administrativo. También se les brinda acompañamiento permanente, así como asesoramiento por parte de un tutor contable y otro social, siendo este último encargado de colaborar para resolver conflictos internos y ayudar en las relaciones externas con proveedores y clientes, entre otras tareas.

Cada empresa está compuesta por un mínimo de seis integrantes. Generalmente, se dedican al mantenimiento de espacios verdes, forestación, limpieza y arreglos en general. Los cooperativistas cobran el doble de lo que perciben en el Plan, o más. Y a quienes deciden sumarse a estos emprendimientos se les guarda su lugar como beneficiarios durante dos años, por lo que pueden reingresarse ante cualquier contingencia.

Actualmente, hay 118 cooperativas que ya desarrollan sus actividades y dan empleo a 1225 exbeneficiarios; mientras que otras 30 están ultimando sus preparativos para comenzar a prestar servicios.

Nota y foto: Darío Calderón – Prensa Ministerio de Inclusión Social.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Rosana Freite.