La nueva campeona de peso Ligero de la OMB y primera en conseguir un campeonato mundial de boxeo expresó su felicidad y emoción luego de obtener el cinturón mundial de la categoría. “Estoy muy feliz, agradezco a mi familia, al gobernador de la Provincia, Claudio Poggi, y al pueblo puntano por el acompañamiento en este momento”, expresó Yohana Alfonzo.

Fueron intensos, llenos de nervios y de mucha concentración los 10 rounds en el Estadio “La Patriada” de la localidad de Florencio Varela, en donde “la Leona” Alfonzo sacó a relucir su garra y se quedó con el título mundial de peso Ligero, primero para una boxeadora puntana.

El campanazo final y la decisión unánime de los jueces fueron el preludio de un festejo que se prolongará durante mucho tiempo en la provincia de San Luis.

Con la emoción a flor de piel, Yohana dio las gracias a todas las personas que hicieron posible este logro tan importante para ella y para el boxeo de la provincia. “Este triunfo es para todo San Luis” expresó “la Leona” y continuó: “Estoy muy emocionada, es un sacrificio de mucho años que hoy se hizo realidad”.

El agradecimiento de Alfonzo se extendió a sus familiares, a sus amigos, a las personas que hicieron posible este triunfo y a todo el pueblo de San Luis.

Con respecto a la pelea y un poco más analítica, pese a la emoción por el título obtenido, Yohana dijo que se había entrenado muy bien para la pelea, “más allá de los nueve meses sin subir al ring, me sentí cómoda, pude trabajar y dominar la pelea”.

“Los nervios estuvieron siempre”, manifestó Yohana y comentó que se sorprendió por “el apoyo del público”.

La pugilista villamercedina que se metió en la historia grande del boxeo puntano finalizó diciendo que “hay cosas para mejorar, pero en este momento sólo quiero disfrutar el título”.