Conforme a lo expresado en su encíclica “Laudato si, el cuidado de la casa común”, el papa Francisco, reunido en el Vaticano con alcaldes de 65 ciudades del mundo, solicitó a los gobierno locales liderar el cambio que permita evitar la destrucción del planeta y les instó a recuperar la “conciencia ecológica” que hubo al principio de la Creación.

El Papa Francisco, en el Vaticano junto a 65 alcaldes de ciudades del mundo.

El papa Francisco en el Vaticano, junto a 65 alcaldes de ciudades del mundo.

El pontífice fue el anfitrión en el Vaticano de una reunión en la que los regidores de ciudades como Madrid, París, Bogotá, Sao Paulo, San Francisco y Nueva York fueron convocados para tratar sobre la “esclavitud moderna” y los retos que plantea el cambio climático.

“La Santa Sede puede dar un bello discurso en Naciones Unidas, pero si no viene de vosotros, tanto de las grandes ciudades como de las pequeñas, el cambio no puede comenzar”, les dijo Jorge Bergoglio.

El papa argentino defendió su Encíclica “Laudato si”, en la que solicitó una “revolución” contra el deterioro del planeta, “no es una encíclica verde, sino una encíclica social”, aclaró. Y eso, aseguró, porque “dentro de la vida social del hombre no se puede excluir de ninguna manera el cuidado del medioambiente”.

La cita del Vaticano se produce pocos meses antes de la cumbre que reunirá en París (la COP21) a líderes de todo el mundo para alcanzar un compromiso que permita reducir el impacto del cambio climático.

Precisamente, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, que alabó el documento papal sobre la protección de la Tierra, dijo que antes de la cumbre del 21 de diciembre convocará a los alcaldes del mundo para combatir lo que denominó “la desregulación climática” y pidió “acciones concretas” de los grandes municipios.

Hidalgo destacó la “potencia extraordinaria e inédita” de la encíclica papal y aseguró que “pesará con fuerza” en el debate mundial sobre la cuestión de la protección del medioambiente.

Otro alcalde, el de Bogotá, Gustavo Petro, reivindicó por su parte al hablar de los desafíos que plantea la lucha contra el cambio climático una “revolución” para enfrentar sus consecuencias y abogó por un modo de vida “más austero”.

“Ese cambio de paradigma es una revolución e implica derrotar y detener grandes poderes económicos que se oponen a él”, agregó el alcalde de la capital colombiana.

Petro consideró también que “el mercado está a punto de acabar la vida en el planeta. Y si no somos capaces de regularlo a escala mundial no podremos detener el cambio climático”, por lo que pidió “medidas más radicales de las que se están tomando” en las cumbres mundiales.

Al final de la primera jornada de esta reunión los alcaldes rubricaron una declaración conjunta, resumen de sus posiciones, que había sido firmada antes por el papa Francisco.

En San Luis

“Francisco habla de emponderar los gobiernos locales, que cada uno tome las riendas del cuidado del medioambiente y el combate del cambio climático. En San Luis las tomamos hace tiempo, cuando el entonces gobernador, Adolfo Rodríguez Saá, comenzó una política forestal que luego, en su gestión, Alberto Rodríguez Saá continuó y plasmó toda una política y visión ambiental en el Tratado de Paz entre Progreso y Medio Ambiente. Todo ello sumado a la tecnología incorporada en la gestión de Claudio Poggi que pone a San Luis al frente del cuidado del medioambiente a nivel país. Estamos en el camino correcto y hay que seguir transitándolo”, comentó la ministra de Medio Ambiente, Daiana Hissa.

 

Nota y foto: Paula Kraliczek – Prensa Ministerio de Medio Ambiente.

Corrección: Berenice Tello.

Contenidista: Fernando Romero.