Tres policías terminaron con heridas mientras que una mujer y dos hombres resultaron detenidos tras un disturbio que tuvo lugar en la tarde del sábado en el Barrio Tibiletti de la ciudad capital. Los móviles dañados son dos patrullas del Comando Radioeléctrico que terminaron con sus lunetas rotas a pedradas.

Disturbios, policías lesionados, patrulleros dañados y tres detenidos.

Disturbios, policías lesionados, patrulleros dañados y tres detenidos.

Los policías lesionados son el alférez José Andrés Martínez, la alférez ayudante María José Álvarez y el auxiliar Daniel Vega, mientras que las personas detenidas son una mujer de 53 años, un hombre de 47 y su hijo de 16, según informó Relaciones Policiales.

Todo comenzó pasadas las 13:00 de este sábado cuando al Centro de Atención de Emergencias 911 llama por celular una vecina del Barrio Tibiletti.  Preocupada, solicitó la presencia de un móvil porque alguien había roto un cristal de una de las puertas de un VW Gol Trend y había sustraído dos camperas y una caja de herramientas. El auto es propiedad de un albañil, que si bien no vive allí, lo había dejado estacionado sobre calle Chacho Peñaloza al 1155.

El primero en acudir al servicio fue el oficial Mario Zoloaga del Comando Radioeléctrico, como chofer de un móvil (Chevrolet Corsa) acompañado por el auxiliar Daniel Vega, quien luego resultó lesionado.

Los móviles dañados son dos patrullas del Comando Radioeléctrico que terminaron con sus lunetas rotas a pedradas.

Los móviles dañados son dos patrullas del Comando Radioeléctrico que terminaron con sus lunetas rotas a pedradas.

A Zoloaga, cuando estaba entrevistando al albañil damnificado del robo, se le aproximó una mujer, que luego se supo que tiene 53 años. Esta comienzó a amenazarlo de muerte a viva voz. Los hijos de la mujer y allegados, que en total sumaban ocho personas y horas antes habían estado ingiriendo alcohol en la vía pública, comenzaron a rodear a la pareja de policías.

A todo esto la mujer continuaba amenazando de muerte al oficial Zoloaga y su familia, detalló la fuente policial, quien además destacó que “como antecedente a tener en cuenta, Zoloaga hace tres años tuvo un enfrentamiento armado con Gastón Alcaraz, hijo de la mujer agresora y con antecedentes delictivos. El motivo del enfrentamiento se dio al momento en que Zoloaga intentaba detenerlo después que Alcaraz asaltara a un camionero frente al supermercado Walmart y lo despojara de su bolso y de una computadora. En la oportunidad, Alcaraz terminó con un disparo en una de sus piernas y detenido”.

Insatisfecha con las amenazas de muerte, la mujer agresora tomó un pedazo de bloque de cemento y rompió la luneta del móvil 1-620. Cuando el auxiliar Vega, que ya forcejeaba con uno de los hijos de la mujer, intentó sujetarla de manos, esta lo rasguñó en la cara.

Entre la mujer y los ochos hombres (tres de los cuales eran hijos de la primera) rodearon rápidamente a los dos efectivos policiales. Cuando les fue posible, los uniformados pidieron apoyo por radio.

Al llegar de refuerzo otra patrulla del Comando Radioeléctrico, a cargo del alférez Martínez y de la alférez ayudante Álvarez, fue recibida a pedradas. De allí que estos dos efectivos resultaron lesionados, Martínez en el hombro y Álvarez en la espalda.

No contentos con lesionar a los policías, ya sumamente descontrolados, los agresores rompieron con otro bloque de cemento la luneta del móvil interno 1-634.

Fue necesaria la presencia del personal del COAR y del GEOTU para calmar la situación y controlar a los enardecidos allegados a la mujer, la cual fue indicada por las fuentes policiales como “la que inició el disturbio”.

Ya con el apoyo correspondiente se detuvo a la agresora, a un hombre de apellido Abarca (47 años) que arrojaba piedras, y a su hijo de 16 años, quien también lanzaba lo que encontraba a mano a los policías que concurrieron al lugar al solo efecto de atender un pedido efectuado por este albañil a quien, mientras trabajaba, le robaron sus propias herramientas.

La Comisaría Seccional 3ª es la dependencia que tiene a cargo las actuaciones que ha caratulado “Av. Amenazas de muerte (contra Zoloaga) – lesiones (damnificados los tres policías) – resistencia a la autoridad y daños a bienes del Estado provincial (las patrullas del Comando Radioeléctrico que resultaron con sus lunetas destruidas)” e interviene el Juzgado Contravencional con asiento en la ciudad de San Luis, detalló Relaciones Policiales.

La mujer está alojada, al igual que el adolescente, en la Comisaría del Menor mientras que el hombre de 47 años en la Comisaría Seccional 3ª.

Los agresores rompieron con otro bloque de cemento la luneta del móvil.

Los agresores rompieron con otro bloque de cemento la luneta del móvil.