Apasionadas por la cocina y la elaboración de productos de panadería, tres jóvenes villamercedinas abrieron un local que proyecta, en el corto plazo, ser también una confitería en la ciudad. El gobernador, CPN Claudio Poggi, acompañó la puesta en marcha de la empresa número 764.