La final soñada para el fútbol argentino se hizo realidad porque se enfrentarán las dos grandes “estrellas” nacionales: Carlos Tevez vs. Lionel Messi. En el “Santiago Bernabéu”, la “Vecchia Signora” consiguió el empate 1-1 que fue a buscar ante el “Merengue” y accedió al partido cúlmine del próximo 6 de junio en Berlín, gracias a la victoria del primer enfrentamiento en Turín.

Juventus será rival de Barcelona en la final de la Champions League

Juventus será rival de Barcelona en la final de la Champions League

 

El “Apache” fue titular y aunque tuvo un flojo rendimiento, fue clave durante toda la campaña para guiar a los italianos a la definición continental, 12 años más tarde de la última vez. Roberto Pereyra ingresó en el complemento. Cristiano Ronaldo abrió el marcador, de penal, y alcanzó a la “Pulga” con 77 tantos en la historia de la competición, pero Álvaro Morata amargó a su exequipo y sentenció una serie de trámite emocionante hasta el cierre, debido a que el combinado italiano había conseguido la victoria en el primer enfrentamiento disputado en Turín, se metieron en el partido decisivo, habiendo transcurrido 12 temporadas desde la última vez (en aquella ocasión fue derrota ante Milan).

Desde un primer momento, la superioridad del “Merengue” se hizo evidente, básicamente por la necesidad de revertir el resultado de la ida y por la manifiesta intención de la “Vecchia Signora” de ceder el monopolio del balón para lastimar de contragolpe. Esta estrategia dañó la imagen de Carlos Tevez, quien fue titular y víctima de un flojo rendimiento individual, pero se transformó en la receta perfecta para garantizar el pasaje a la cita de Berlín que lo encontrará con el Barcelona de Lionel Messi.

En los primeros 6′ de juego, la “Casa Blanca” pudo abrir el tanteador con un cabezazo de Gareth Bale y un mano a mano de Karim Benzema, pero Gianluigi Buffon y la fortuna estuvieron del lado de los “tanos”. Arturo Vidal avisó en el área contraria a los 13′ con un certero y rasante remate a distancia que atajó Iker Casillas, pero la insistencia de los españoles halló su merecido. En una controvertida decisión del juez tras una aparatosa caída de James Rodríguez al suelo, Cristiano Ronaldo canjeó la infracción por gol a los 22′ y encaminó transitoriamente el trámite, amén de alcanzar a Messi con 77 tantos en la historia de la Liga de Campeones.

Aunque el “Apache” continuó con un rendimiento alarmante y alejado del ideal, el encuentro se convirtió en una batalla de ida y vuelta. El dueño de casa aprovechando el envión emocional para liquidar la serie y la visita empujando con sus armas para anotar y pasar de fase. Y tal como sucediera en el primer careo, la “Ley del Ex” fue determinante para el desenlace del cotejo: iban 11′ cuando el olfato de Álvaro Morata sirvió para fusilar al arquero contrario y desatar el delirio de los “Bianconeri”, a excepción del propio autor de la conquista, quien no lo festejó por respeto a su pasado en la institución de la capital.

Liderado por Bale, el jugador más incisivo de la “Casa Blanca”, el Madrid merodeó el segundo en varias ocasiones, pero la falta de puntería y la lucidez de un Buffon implacable fueron las razones para la construcción de la paridad que le otorgó el derecho de seguir en carrera a los comandados por Massimiliano Allegri. Sufriendo más de lo esperado, debido a que Claudio Marchisio no capitalizó a los 24′ un avance con superioridad numérica para cerrar el cruce y posteriormente a los 42′ con una acción similar de Paul Pogba, quien reventó las manos de Casillas, igualmente la alegría fue toda de la Juventus.

Ya con el cuarto Scudetto consecutivo en el bolsillo y con la Final de la Copa Italia pendiente ante la Lazio, la “Vecchia Signora” podrá alzarse con la Triple Corona este año, un objetivo que también persigue el Barça, que será su adversario en territorio teutón. De la mano de Tevez, el hombre más determinante de toda la campaña, los italianos intentarán abrazarse a su tercera consagración continental, que se niega desde 1996. Para Real Madrid, frustrada la misión de la undécima en el Superclásico español, apenas una temporada después de la heroica vuelta olímpica ante Atlético Madrid.

Fuente: PlayFútbol