Los habitantes de Santa Rosa del Cantantal, vecinos del Área Natural Protegida Quebracho de la Legua, fueron invitados por el equipo del Ministerio de Medio Ambiente a un encuentro para informarles respecto de las funciones, atributos y oportunidades que brinda un área protegida.

Explicaron a los vecinos como preservar la flora, la fauna y el ecosistema.

Explicaron a los vecinos como preservar la flora, la fauna y el ecosistema.

Asistieron a una tarde de mates y torta al rescoldo más de 20 vecinos, quienes conocieron la importancia de un área protegida y la riqueza natural que aloja, pero también las posibilidades que esos recursos representan en relación a beneficios económicos.

“Un área natural protegida debe cumplir su función: preservar la flora, la fauna y el ecosistema que componen, debido a sus características que la hacen especial. Sin embargo, el Gobierno de la provincia se sumó a la tendencia mundial de convertir estos espacios protegidos en potenciadores del desarrollo local, es decir que las localidades vecinas tengan la posibilidad de nutrirse del área para generar fuentes genuinas de trabajo, a través de servicios ofrecidos al turista o como escenario para la muestra y venta de artesanías o productos gastronómicos. Esta tendencia busca, con el tiempo, la autosustentabilidad”, destacó la ministra de medio Ambiente, Daiana Hissa.

Nota y fotos: Paula Kraliczek – Prensa Ministerio de Medio Ambiente.