Se trata de obras pictóricas del artista, de estilo surrealista, que estarán expuestas en el Museo, desde el jueves 23 de abril hasta el 23 de mayo, invitando a todo público e interesados en el arte, a visitar la muestra, de lunes a viernes de 9:00 a 20:00 y los sábados de 9:00 a 13:00.

Se inauguró “Retrospectiva en Homenaje a Rodolfo Isern”

Se inauguró “Retrospectiva en Homenaje a Rodolfo Isern”.

“Para mí es como una despedida, no tuve la oportunidad de estar con mi padre en sus últimos días, porque se lo llevaron junto con muchas de sus obras, y gracias a la buena voluntad de los dueños de algunas de sus cuadros, pude reunir aproximadamente 20 de sus pinturas para exponerlas”, explicó Mariela Isern, con mucha emoción.

Durante la presentación, se proyectó un video en pantalla gigante, donde familiares y amigos del artista contaban en primera persona como fue la vida de Rodolfo Isern, desde el arte, desde la amistad y desde su ser más personal.

Mariela Isern agregó, además, “dentro de su trabajo creo que los caballos representan sus ganas de escapar, no hay vacío, hay cosas pendientes y en suspenso; el comenzó con el dibujo a los 5 años, y a los 14 fue premiado por Gaspar Digennaro, como mejor pintor y dibujante”.

Desde el Ministerio de Turismo y Las Culturas estuvo presente la jefa de Subprograma Gestión y Administración Cultural, Adriana Toledo; y el jefe del Área de Promoción y Actividades Culturales, Rodolfo Puebla Lucero.

Reseña de Rodolfo Enrique “Quique” Isern:

Nació en Capital Federal, el 6 de diciembre de 1943; comenzó a pintar a los 5 años y estudió dibujo con el profesor Antucó Fernández. A los estudios primarios los realizó en la Escuela Normal de Maestros “Juan Pascual Pringles”, mientras que al secundario lo realizó en el Colegio Nacional “Juan Crisóstomo Lafinur”.

Asistió y se graduó en la Escuela de Bellas Artes “Nicolás Antonio de San Luis” donde recibió, de manos del director, Gaspar Di Gennaro, el premio como mejor dibujante y pintor.

En 1963, estudió Arquitectura en la Universidad Nacional de La Plata, durante tres años.

En 1976, comenzó a trabajar en la ciudad de Córdoba, como arquitecto, y realizó trabajos para la firma Sheppard.

En 1982, realizó en la ciudad de Mendoza, “Aranjuez Café”.

En 1981, realizó “Cirocco”, en Pringles y Rivadavia, San Luis.

En 1985, fue elegido como el ganador del concurso, para el diseño del escudo que representa la ciudad de San Luis.

En 1995, remodeló en su totalidad el café “Cirocco”, que pasaría a llamarse “Aranjuez Café”, hasta la actualidad.

En 1996, realizó en su totalidad el restaurante “Venecia”, “Pizza Italia” y locutorios para la firma Sheppard, en Mendoza.

En 2003, se radicó en Buenos Aires para el diseño y realización de cartelería publicitaria para Santo Domingo, República Dominicana.

En 2004, se radicó en la República Dominicana para la construcción de diferentes obras, casas y edificios.

Falleció en el 2006, sus restos fueron sepultados en Godoy Cruz, Mendoza.

 

Nota y foto: Lucas Ojeda / Juan Sarmiento – Prensa Ministerio de Turismo y Las Culturas.